España - Cataluña: una dura batalla legal, dolorosa para todos

Manifestación independentista en Cataluña. / Mundiario
Manifestación independentista en Cataluña. / Mundiario

Los políticos catalanes que conducen este proceso conocen de sobra los caminos legales que pondrá en marcha la Abogacía del Estado. Están ansiosos por entrar en el combate legal. 

España - Cataluña: una dura batalla legal, dolorosa para todos

Los políticos catalanes que conducen este proceso conocen de sobra los caminos legales que pondrá en marcha la Abogacía del Estado. Están ansiosos por entrar en el combate legal. 

Hablemos de Cataluña y de la Declaración Unilateral de Independencia. ¿Una estética revolucionaria? Ellos lo viven como un movimiento revolucionario. Creen en que es el momento de hacerlo y están preparados para afrontar las consecuencias.

El Gobierno de España no ha querido dar muchas señales de lo que iba a hacer en caso de que el proceso secesionista diera inicio. Los políticos catalanes que conducen este proceso conocen de sobra los caminos legales que pondrá en marcha la Abogacía del Estado. Están ansiosos por entrar en el combate legal. Se gane o se pierda, están convencidos que tienen que dar esta batalla. 

Los partidos políticos que están en contra del proceso de secesión hacen un esfuerzo por conciliar posturas en medio de una campaña electoral en la que preferirían estar hablando de otros temas. Para algunos, a quien más conviene este escenario es al Gobierno. Para otros, la situación pone en evidencia el fracaso de la estrategia de la inacción continuada de Mariano Rajoy.

Llevo desde julio intentando que el Consejo General de la Abogacía Española se pronunciara sobre este asunto. Creo que le corresponde decir algo dada la trascendencia jurídica e institucional  de los sucesos que están acaeciendo. Los colegios de abogados y la organización que les reúne (CGAE) tienen el deber legal de velar por el respeto a la Constitución y al Estado de Derecho. Callan, todos callan, menos la abogacía catalana que se apuró a opinar hace más de dos años. Desde entonces guarda silencio.

En Madrid, Sonia Gumpert, decana del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, no ha dicho una sola palabra.

Vengo diciendo que será una dura batalla legal, dolorosa para todos. Está a punto de comenzar.

España - Cataluña: una dura batalla legal, dolorosa para todos
Comentarios