Buscar

MUNDIARIO

España afianza los lazos con Italia tras distanciarse del eje franco-alemán

La vocera de exteriores, Arancha González Laya anuncia una estrategia de cooperación en migración, presupuestos y Brexit.

España afianza los lazos con Italia tras distanciarse del eje franco-alemán
Arancha González Laya. / RR SS
Arancha González Laya. / RR SS

Maira Perozo

Periodista.

La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, ha dado una vuelta con respecto a la vocación española de incorporarse al eje franco-alemán para plantearse un nuevo norte en Italia. En esa onda de la diplomacia, aspira a afianzar los lazos con este país, luego después de años de tirantez en esa relación bilateral, en aspectos muy claves como la migración y el presupuesto comunitario. “Vamos a trabajar juntos para estrechar relaciones, pero también para pesar de manera más estratégica en una UE cambiante”, ha señalado al concluir el primer bilateral en España, con su homólogo italiano, Luigi di Maio.

Italia y España han compartido lazos históricos y retos como la migración irregular a través del Mediterráneo. De hecho, los dos Estados han sido, junto con Grecia, los principales receptores de llegadas a través de las costas desde la crisis de refugiados desatada en 2015, aunque la caída brusca del último año ha rebajado mucho esa incidencia y las llegadas registradas por los dos Estados apenas suponen un tercio de todas las de la UE. 

No obstante, a pesar de enfrentar problemas similares, la convivencia entre Madrid y Roma en el club comunitario ha estado tradicionalmente más basada en la desconfianza que en la cooperación. Por ello, González Laya, que llega con una visión renovadora a Exteriores, trabaja para colaborar más con el socio italiano para orientar las políticas europeas hacia los intereses comunes.

En concreto, analizándolo a corto plazo, esa aproximación se traducirá en una reunión de ambos jefes de Gobierno, Pedro Sánchez y Giuseppe Conte, y en posiciones cercanas en el tema de la migración. Habrá un documento conjunto con el que esperan propiciar “un pacto de migración con justicia y con solidaridad”, una aspiración que lleva años atascada en Bruselas. Asimismo los dos Gobiernos, quieren alinearse ante la elaboración de los presupuestos europeos venideros, el Brexit y la política europea hacia el Mediterráneo.

Por su parte, Di Maio ha puntualizado en la necesidad de mitigar el caos en Libia como clave en los flujos migratorios. “Nos tiene que preocupar también por la amenaza terrorista”, ha añadido el jefe de la diplomacia italiana en una conferencia de prensa con la ministra española. @mundiario