Escocia intenta repetir un referéndum de independencia del Reino Unido

Nicola Sturgeon. / Facebook Nicola Sturgeon
Nicola Sturgeon. / Facebook Nicola Sturgeon

La ministra principal escocesa asegura que tiene un “mandato indiscutible” para reeditar la consulta, cuando en su primera versión un 55 % rechazó la separación.

Escocia intenta repetir un referéndum de independencia del Reino Unido

La ministra principal de Escocia no se rinde, asegura que los escoceses viven una situación económica sin parangón y acusa de ello al Gobierno del Reino Unido. En un intento por conseguir la independencia de Londres, Nicola Sturgeon, la lideresa del Partido Nacionalista Esocés (SNP), ha estado moviendo todos los hilos para reeditar el referéndum de autodeterminación de 2014.

El referéndum para lograr la independencia de Escocia se celebró en 2014, tras un acuerdo entre el Gobierno central del Reino Unido y el parlamento autonómico, del que Sturgeon goza de la mayoría. El 55 % de los votantes rechazaron desprenderse de la Unión, frente al 45 % de los que apoyaron la separación en un plebiscito con una alta participación del 84 %.

Ante la pregunta inquisidora de la BBC, de si su Gobierno autonómico está planificando un referéndum de independencia, Sturgeon respondió con un rotundo ‘sí’. La prensa británica recuerda que este intento de escisión no ha sido el único, que ya los de Sturgeon lo intentaron en 2019 y en 2021, sin éxito. En esta ocasión, el Gobierno escocés planea llevar a cabo la consulta a finales de 2023.

Pero esta vez es diferente, asegura Sturgeon. En una rueda de prensa convocada horas después de confirmar la noticia, la ministra ha expuesto los puntos que justificarían el desprendimiento del Reino Unido. Principalmente recordó que hay un “mandato indiscutible” en referencia a los resultados electorales de 2021, en los que su partido goza de la mayoría más el apoyo de los Verdes. "Tenemos la intención de honrar eso", dijo.

Escocia quiere ser parte de la UE

"Escocia, al igual que otros países del mundo, afronta importantes desafíos. Pero también tenemos enormes ventajas y un inmenso potencial", ha afirmado en su rueda de prensa. Se espera que en los próximos días haga pública una serie de documentos que supuestamente justificarían, para el pueblo escocés, la escisión, abordando temas como la divisa, los impuestos, seguridad social, defensa, el comercio exterior y una hipotética membresía de la Unión Europea (UE).

Sturgeon dejó en claro su percepción de que los habitantes de Escocia "están sufriendo los impactos del aumento del coste de vida, el bajo crecimiento y la creciente desigualdad, las finanzas públicas restringidas y las muchas implicaciones de un Brexit por el que no votamos". En 2016, cuando se votó la permanencia o retirada del Reino Unido de la UE, Escocia se negó a salirse del bloque comunitario, en un 62 %, pero el peso del resto de la Unión fue más fuerte, arrastrando al pueblo escocés a esa decisión.

Y los flagelos los ha achacado a la salida del Reino Unido de la UE y a las medidas centralistas del Gobierno de Boris Johnson, que ya adelantó que no consentirá tan fácil una nueva consulta, y que, si se llegara a dar, podría tener que resolverse en el Tribunal Supremo. "Todos estos problemas han empeorado o, más obviamente en el caso del Brexit, han sido causados directamente por el hecho de que no somos independientes", agregó Sturgeon.

"La conclusión muy clara es que Escocia estaría mucho mejor como país independiente", explicó la cabeza del partido nacionalista escocés, quien aseguró que el objetivo de su Gobierno será darle la validez legal para que pueda celebrarse la consulta sin necesidad de pasar por los tribunales, como advierten desde Downing Street. @mundiario

Escocia intenta repetir un referéndum de independencia del Reino Unido
Comentarios