Escándalo diplomático: España expulsa a espías estadounidenses tras la infiltración en el CNI

Margarita Robles, ministra de Defensa. / RR SS.
Margarita Robles, ministra de Defensa. / RR SS.
El Gobierno español ha tomado medidas drásticas tras descubrir que dos agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) fueron sobornados por espías estadounidenses para proporcionar información clasificada.
Escándalo diplomático: España expulsa a espías estadounidenses tras la infiltración en el CNI

El Gobierno español ha expresado su fuerte descontento ante la embajadora de Estados Unidos en Madrid, Julissa Reynoso, por la hostil acción de agentes estadounidenses contra el servicio de inteligencia español. La ministra de Defensa, Margarita Robles, y el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, han manifestado el malestar del Ejecutivo, generando una situación inédita entre ambos países aliados.

La operación que llevó a la detención de dos agentes del CNI comenzó con el descubrimiento de su acceso a información clasificada de forma indebida. La investigación interna reveló que al menos uno de los agentes fue sobornado por espías estadounidenses para proporcionarles información secreta a cambio de una suma considerable. Los agentes estadounidenses involucrados en la captación de los espías españoles han sido expulsados discretamente de España.

Cuando el CNI concluyó su investigación, la directora del servicio secreto, Esperanza Casteleiro, denunció los hechos ante la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que derivó el caso al Tribunal Superior de Justicia de Madrid. En este contexto, el Gobierno español comunicó formalmente a Estados Unidos los detalles del incidente y expresó su protesta por esta acción considerada hostil entre aliados.

Fuentes próximas al CNI citadas por El País, revelan que la embajadora Julissa Reynoso aseguró no tener conocimiento de los hechos y que los agentes estadounidenses actuaron al margen de la Embajada en un programa previo a la administración de Joe Biden. Reynoso ofreció disculpas y prometió máxima colaboración con la investigación en curso.

Los ministerios de Defensa y Exteriores acordaron la expulsión discreta de al menos dos espías estadounidenses implicados en la captación de agentes del CNI. Por otro lado, el juzgado de instrucción número 22 de Madrid, que lleva la causa, declaró secretas las diligencias y ordenó la detención de los dos espías denunciados, quienes actualmente enfrentan cargos relacionados con la revelación de secretos.

La colaboración entre España y Estados Unidos en temas de inteligencia se ha visto afectada por este incidente, generando interrogantes sobre la necesidad de sobornar a agentes de un país aliado. Este suceso ha causado conmoción en el CNI, especialmente con la detención de un agente veterano. Los implicados enfrentan cargos que podrían resultar en penas de seis a doce años de cárcel.

Este incidente marca un precedente en la relación entre España y Estados Unidos, cuestionando la necesidad de prácticas hostiles entre países aliados y amigos. Las autoridades españolas buscan aclarar la situación y restaurar la confianza en las relaciones de inteligencia con Estados Unidos. @mundiario

Comentarios