Buscar

¿Es normal que la plaza de una ciudad española se llame "1-O de 2017"?

Pues ha sucedido en Girona donde la Plaza de la Constitución ha pasado a llamarse Plaza del Primero de Octubre en virtud de un derecho que algunos ayuntamientos se otorgan.

¿Es normal que la plaza de una ciudad española se llame "1-O de 2017"?
Campaña del referéndum en Cataluña. / Sputnik Mundo
Campaña del referéndum en Cataluña. / Sputnik Mundo

Firma

Raúl Saavedra

Raúl Saavedra

El autor, RAÚL SAAVEDRA, es colaborador de MUNDIARIO. Es ingeniero industrial por la ETSIIM. @mundiario

La Plaza de la Constitución de Girona se llamará Plaza del Primero de Octubre. Marta Madrenas es la alcaldesa que ha sometido al pleno una decisión que ganó fácilmente con el apoyo de todos los grupos secesionistas. Hace tiempo que los municipios dominados por independentistas han formado una agrupación de municipios llamada Associació de Municipis per la Indepèndencia que se dedica básicamente a excluir del grupo social al que no es independentista para que se sienta acosado y marginado. Allí alzan sus banderas y lazos amarillos al mismo tiempo que borran los vestigios españoles. Sus alcaldes suman más que los constitucionalistas (unionistas para ellos), pero sus votantes suman muchos menos porque no incluyen las grandes ciudades.

Según la Wikipedia, el psicótico padece un estado mental descrito como una pérdida de contacto con la realidad aunque me parece más sencillo definirlo como aquel que se cree sus propias mentiras. No cabe duda desde el punto de vista médico que el psicótico sufre ideas anormales, que pierde contacto con la realidad, que sufre el delirio de que alguien está en su contra, o alucinaciones definidas como percepciones falsas como escuchar, oír, ver o sentir algo que no existe ¿pero pueden existir dos millones de psicóticos en un territorio tan reducido? ¿una psicosis colectiva?. Si no atenemos a las definiciones académicas y médicas no cabe duda de que sí, lo que no sabemos es como se puede llegar ahí sin que los encargados de velar por la salud pública, este caso caso los políticos, hayan atajado la epidemia  cuando era más fácil. Repite la alcaldesa los viejos tópicos de esa locura colectiva que se vive en Cataluña. Señala que la Constitución valió para una época que está vencida y por lo tanto ya no es respetable, ni ella ni sus normas para modificarla, algo absurdo porque no hay país en el mundo democrático que carezca de Constitución. También señala que la democracia es votar, algo fácilmente desmontable porque en el franquismo también se votaba y según la Sra. Madrenas ahora resulta que Franco fue elegido democráticamente en referéndum de 1947, refréndum que por cierto careció de tan alta manipulación y falta de rigurosidad como el del 1-O. 

La realidad es que no existe democracia sin respeto a la ley y que las leyes han de estar dentro de un marco llamado Constitución que fija incluso el camino para adaptarla a los tiempos, aquí y en cualquier otro estado que sea reconocido como democrático, por eso llamar democracia o acto democrático poner como nombre de una plaza el día que se cometió un acto delictivo, es una nueva demostración de que el camino elegido por separatistas es la provocación, algo que se consigue inclumpliendo leyes como la Ley de Banderas, afirmando que en España hay presos políticos, algo desmentido por Amnistía Internacional aunque no hacía falta, o haciendo apología del delito como ocurre ahora con esa plaza gerundense. 

La culpa siempre es de la tolerancia, tolerancia con el adoctrinamiento, con lo que esta ocurriendo en las escuelas y universidades, en la radio y la televisión, tolerancia con el libelo generalizado contra España que incluso transmte la idea de que el Gobierno puede dar impunidad a Puigdemont porque la justicia está subordinada al poder político a pesar de que los juicios por corrupción en el PP, el PSOE o CIU digan lo contrario. Un adoctrinamiento que difiere mucho de lo que hicieron los talibanes aunque con otra finalidad. Los alemanes saben que cuando un coche se sube a una acera hay que retirarlo inmediatamente para hacer cumplir la ley porque si esperan a que haya mil coches en lugar de retirarlos habrá que autorizarlos por ley. Aquí se dejó desbordar el rio y ahora la psicosis es colectiva aunque por ser un mal todavía minoritario se está a tiempo de contener la epidemia tomando medidas para que no crezca, cortando cualquier acto ilegal o de apología del delito de forma inmediata. Hasta ahora solo se han visto dos medidas en la dirección disuasoria del camino ilegal, del que roba soberanía. Una fue declarar el 155 en su vía más blanda, casi tan blanda que la situación no ha variado mucho excepto en poner de manifiesto que la gente ya no confía en Rajoy y que prefiere la línea de Ciudadanos para resolver el problema, algo que el PP sigue bloqueando. La otra novedad es que hay territorios catalanes que engloban a la mayoría de la población, que afirman que si Cataluña se va de España ellos, con los mismos argumentos, se quedan. Se llama Tabarnia y parece una broma pero sus argumentos son más serios o iguales (efecto espejo) que los de los secesionistas con la diferencia de que son legales o casi. @mundiario