Buscar

MUNDIARIO

Este es el TIAR, el tratado que podría desatar una guerra en Venezuela

Este tratado internacional ha sido invocado por el presidente interino Juan Guaidó. Es un mecanismo con más de 60 años de existencia.

Este es el TIAR, el tratado que podría desatar una guerra en Venezuela
Juan Guaidó, presidente del Parlamento venezolano. / @jguaido
Juan Guaidó, presidente del Parlamento venezolano. / @jguaido

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Juan Guaidó ha avisado que solicitó a la Organización de Estados Americanos (OEA) la invocación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). Con éste, el jefe de la Asamblea Nacional prácticamente emprendería el camino sin retorno a un conflicto armado, pues es el TIAR autoriza la intervención militar de un país cuya soberanía está en un serio riesgo.

El TIAR es en su esencia un acuerdo de defensa mutua firmado en Río de Janeiro, Brasil, en 1947. Su área de acción abarca toda América y 300 millas desde la costa, por lo que también cubre a Alaska, Groenlandia e incluso las islas Aleutianas.

El artículo al que se apega Guaidó es el número 3. Éste inciso reza que en caso de un ataque armado “por cualquier Estado contra un País Americano, será considerado como un ataque contra todos los Países Americanos, y en consecuencia, cada una de las Partes Contratantes se compromete a ayudar a hacer frente al ataque en ejercicio del derecho inmanente de legítima defensa individual o colectiva que reconoce el Artículo 51 de la carta de las Naciones Unidas”. El TIAR, que vino incluso dos años del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), no es ni mucho menos un mecanismo inédito aunque sí que lleva algunos años sin usarse en una situación tan extraordinaria como la de Venezuela.

Desde su creación fue invocado hasta en dos decenas de ocasiones entre 1950 y 1960. El bloqueo de Cuba en 1962 y los conflictos internos en Honduras y El Salvador, en 1969, fueron los principales acontecimientos que merecieron su intervención. Antes de la de Guaidó, la última invocación la había hecho Estados Unidos tras los ataques a las Torres Gemelas en 2001.

Los países que son partícipes de este tratado son los siguientes:

  • Argentina
  • Brasil
  • Chile
  • Colombia
  • Costa Rica
  • EE. UU.
  • El Salvador
  • Guatemala
  • Haití
  • Honduras
  • Panamá
  • Paraguay
  • Perú (Renunció al tratado el 22 de enero de 1990 y retiró la renuncia el 16 de diciembre de 1991)
  • República Dominicana
  • Uruguay
  • Trinidad y Tobago
  • Bahamas
  • Canadá

De esos países, los más recientes en unirse han sido Bahamas (1982) y Canadá (1990). Países como Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador y Nicaragua, es decir los integrantes del club Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (conocidos coloquialmente como Socialismo del Siglo XXI), se retiraron de este tratado pese a haber sido miembros del original de 1947.

Guaidó anunció el lunes que había pedido a la OEA que se aplicara esta medida a raíz de la situación totalmente rebalsada en Venezuela. El presidente interino de la república bolivariana no ve más salida a la crisis política, humanitaria y económica que la toma de armas, un terreno en el que los chavistas siempre han presumido que se mueven como peces en el agua. Es una decisión radical pero que ilustra la desazón que se vive en las filas opositoras, que parecen haber perdido la fe en una salida democrática o cuando menos pactada. @mundiario