¿Es posible un nuevo Gobierno para salir de la crisis?

Consejo de Ministros de Pedro Sánchez. / Mundiario
Consejo de Ministros de Pedro Sánchez. / Mundiario

España tiene que encontrar una fuerza política capaz de resolver la crisis económica y social tan pronto como la pandemia normalice las vidas de la gente.

¿Es posible un nuevo Gobierno para salir de la crisis?

En todas la contiendas, enfrentamientos y crisis es muy importante que exista un equipo o grupo de personas que estén preparando la reconstrucción de las estructuras dañadas en la refriega. El actual Gobierno de coalición anda por la misma senda por la que transitó José Luis Rodríguez Zapatero rumbo al profundísimo pozo del que nos costó varios años asomar la cabeza antes de iniciar la reconstrucción. Por esto, es urgente que se vaya preparando un nuevo equipo dispuesto a quemarse en la reconducción de todos los resortes económicos y sociales de España.

La cuestión es que este Gobierno va a dejar al país sumido en una crisis económica de la que solo nos podrá sacar otro Gobierno de signo contrario. Esto quiere decir que es urgente conformar una mayoría de centro derecha preparada para restablecer la economía y el empleo. Este fue el cometido de José María Aznar en los años 90 del siglo pasado y el de Rajoy a partir de 2011. No de 2008, como quieren convencerse algunos socialistas que no se reconocen causantes del hundimiento del país a partir de 2007.  Zapatero tenía a Pedro Solbes que llegó como garante de una política económica seria, rigurosa y solvente hasta que la realidad demostró lo contrario. La tarea de Rajoy fue la más dura e ingrata porque estábamos muy abajo y no se pudieron ver resultados de las duras medidas hasta pasados unos años. Esas duras medidas le hicieron perder la mayoría absoluta cosechada tras el desastre Zapatero. Al centrar toda su acción política en salir del pozo, quedaron de lado promesas, ofertas, ideas y política. Comenzó a forjarse Vox y a engordar Ciudadanos con los desencantados del PP.

Ahora, Pedro Sánchez se ha empeñado en seguir los pasos de Zapatero. Ya lo hizo antes de la pandemia y continuó profundizando en su empeño con el coronavirus. También tiene Sánchez en su equipo a una gran funcionaria europea con fama de dar rigor, seriedad y solvencia a las decisiones económicas, pero me temo que acabará como Solbes. La presión política de un Gobierno de coalición va a acabar con Calviño y con Escrivá, otra esperanza de rigor y solvencia. Y así, todo indica que vamos directamente al hoyo.

La cuestión dura se presenta a la hora de pensar si vamos a contar con un partido fuerte, con una coalición de centro derecha capaz de resolver el problema, porque otros no lo van a hacer. Por lo menos la historia así nos lo demuestra.

El paso siguiente en los cuestionamientos es considerar si el PP de Pablo Casado puede ser el aglutinante, una vez más, de todo el centro derecha. Las actuaciones y decisiones conocidas hasta el momento no parece que ayuden a esa concentración. El supuesto o extraño desmarque de las decisiones de Rajoy en Cataluña con el 155, medida que había sido apoyada por el PSOE y Ciudadanos, no parece que haya encontrado mucho respaldo de los votantes no independentistas, que una vez más, cayeron en la falsa esperanza de que los socialistas les van a salvar de la opresión nacionalista.

Conclusión: España tiene que encontrar una fuerza política capaz de resolver la crisis económica y social tan pronto como la pandemia normalice nuestras vidas. El actual Gobierno de coalición no lo va a hacer, porque camina a marchas forzadas por la senda contraria. Urge ir dando los pasos adecuados para lograr la restauración en el más breve plazo posible. Sería deseable que no fuese más allá del 2022. Es una labor muy urgente y necesaria, también muy difícil. @mundiario

¿Es posible un nuevo Gobierno para salir de la crisis?
Comentarios