Buscar

MUNDIARIO

¿Es la democracia un sistema obsoleto o simplemente la aplicamos mal?

Está claro que que todos los sistemas políticos ensayados hasta ahora han demostrado ser peores que la democracia, y algunos incluso nefastos, pero eso no la hace perfecta sino perfeccionable
¿Es la democracia un sistema obsoleto o simplemente la aplicamos mal?
Democracia. / Manel Vizoso
Democracia. / Manel Vizoso

Firma

Raúl Saavedra

Raúl Saavedra

El autor, RAÚL SAAVEDRA, es colaborador de MUNDIARIO. Es ingeniero industrial por la ETSIIM. @mundiario

Hay quien piensa que la democracia nacida en Grecia hace más de 2.500 años tiene algo que ver con la que ahora se disfruta en algunos países del mundo pero no es así aunque también es cierto que la mayoría de la gente no piensa en estas cosas y deberíamos hacerlo ya que en esta vida todo está en evolución permanente y debemos procurar que sea para mejor. Es muy importante saber que entonces la democracia era directa, sistema que hoy solo se utiliza en Suiza, y votaban todos los ciudadanos y atenienses mayores que hubiesen hecho el servicio militar como efebos. Los cargos eran elegidos por sorteo para evitar la compra corrupta de votos por los más ricos ya que no había partidos, sin embargo los cargos sensibles por manejar cantidades importantes de dinero o responsabilidades específicas  eran electos entre la Asamblea. Esto favorecía a los ricos porque cualquier funcionario encargado de finanzas debía responder con su patrimonio ante un desfalco. Estos cien funcionarios electos entre un millar se acompañaban de 10 generales, los strategoi, a los que se exigía conocimientos específicos y preferentemente con experiencia. Cualquiera que tuviese un interés personal en una resolución quedaba exento de votar ya que si era acusado de malversación sería juzgado, condenado y ejecutado, y ún así la política era un deseo generalizado y para el que no quería participar surgió la palabra "idiota".

Para votar se necesitaba tener más de 20 años o 30 para cargos ejecutivos. Además en las deliberaciones hablaban primero los mayores de 50 años que son los que aportan más experiencia. En general vemos que nada que ver con las democracias actuales en su forma, aparte de que ahora votan las mujeres y los inmigrantes o hijos de inmigrantes por la propia evolución de las costumbres sociales. Hoy se vota desde los 18 años y hay partidos como Podemos que desean bajar esa edad a los 16, y si preguntásemos a los partidos que adoctrinan en los colegios quizás dirían que a los 8. Todos sabemos que a los 60 o 70 años no se ven las cosas como a los 30 simplemente porque se adquieren nuevos conocimientos a través de la experiencia por eso hace muchos siglos los consejos se ancianos tenían un peso importante  e incluso decisivo si era una sociedad donde la mayor forma de cultura y sabiduría era adquirida con los años. 

La soberanía popular es de momento el mejor método para gobernar o por lo menos el más justo y el menos malo, pero en un mundo tan influenciado por los fake news y las redes sociales donde puede hacerse viral (top de difusión) algo falso, hemos creado unas leyes para gente preparada cuya mayoría de edad eran 21 o 24 años, pero sobre todo para un mundo donde la dureza de la vida llevaba a madurar a edades tempranas. Hoy existen ninis y adolescentes de más de treinta años y pocos jóvenes, incluso universitarios, conocen el significado de ser marxista, liberal, socialdemócrata, conservador y hasta nacionalista, y sin embargo votan con un desconocimiento total del programa que impulsan con su voto. Como la democracia no admite que se realice un examen para comprobar que se sabe lo que se está votando o sus consecuencias como sucede para conducir coches, motos o barcos, la única manera de mantener el barco a flote es hacer al menos lo que dice Carmena, la ex alcaldesa de Madrid, que los políticos que mientan pierdan su acta ¿Carmena?, si ahora Carmena es una persona tan sincera y acertada como Rajoy, Guerra o cualquier político retirado que por extrañas razones se convierten en personas normales que dicen cosas sensatas, lo que nos lleva a pensar que los cargos públicos están sometidos a a múltiples presiones y condicionantes que les impide ser cercanos y sinceros.

Quizás la democracia eche de menos ese Consejo de Estado con experimentados políticos retirados al que poder preguntar y asesorarse. Sabemos que hoy en día hay jóvenes muy preparados a edades sorprendentes pero estadísticamente son demasiados los que no lo están así que el sistema puede necesitar dos cosas, mantener la edad minima para votar, ya que subirla no es socialmente aceptado, y valorar la experiencia y capacitación como lo más importante. Nadie imagina que EE UU lo dirija alguien que no haya demostrado en la vida ser altamente capacitado para lograr sus objetivos y España no es diferente. Debemos valorar la preparación, la experiencia y que no mienta ni para hacer un master, y ya puestos, que sean justos y empiecen por cambiar la ley electoral les beneficie o no. @mundiario