Errejón prepara su estrategia para limitar los poderes de Pablo Iglesias

Íñigo Errejón. / Archivo
íñigo Errejón.

El pique que tienen los dos máximos dirigentes se ha vuelto a encender con el documento organizativo que Errejón ha presentado para la celebración de Vistalegre II.

Errejón prepara su estrategia para limitar los poderes de Pablo Iglesias

íñigo Errejón ha lanzado un serio reto a Pablo Iglesias en el ya perenne enfrentamiento que tienen por decidir qué órdenes se siguen en Podemos. El segundo al mando del partido ha presentado sus propuestas políticas, organizativas, éticas y de igualdad como parte de la organización de la II Asamblea Ciudadana Estatal del partido. De las cuatro, es probablemente la organizativa la que más recelos habrá levantado en el campamento de Iglesias, pues si ganase la propuesta del secretario político, la figura del secretario general perdería poderes en el mando del partido. Por ejemplo, ya no podría acudir a una consulta con la militancia cuando haya diferencias entre los líderes, lo cual Iglesias ha hecho tres veces.

Esas tres veces fueron: aprobar o reprobar la propuesta de Gobierno conjunta entre PSOE y Ciudadanos a principios de año, aliarse con Izquierda Unida para las elecciones del 26 de junio, y por último deterimnar el sistema electoral para la asamblea. Fue precisamente esa tercera la que terminó de desatar el cara a cara entre los dos grandes líderes de los morados.

Pese a que la diferencia entre uno y otro en esa última consulta fue de casi nada, las consecuencias a partir de ahí se hicieron grandes. Algunas voces autorizadas del partido han criticado que aquel referendo a la larga sólo sirvió para partir a la agrupación en dos.

La maniobra está dirigida a reducir el margen de poder de Iglesias. El mismo secretario general admitió la semana pasada que delegó la responsabilidad a la militancia de esclarecer un panorama que oscurecieron el Consejo de Coordinación y el Consejo Ciudadano con su reticencia.

El plan de Errejón pasa por otorgar facultades a las direcciones territoriales y restárselo a la central. Su propuesta organizativa propone que las alianzas antes y después de las eleccciones deberán ser decididas por lo autonómico y lo municipal.

En el caso de las próximas elecciones generales y europeas, la responsabilidad de forjar o botar alianzas recaería en la Asamblea Ciudadana Estatal, aunque siempre se tomará levemente en cuenta los panoramas territoriales. De acuerdo a lo escrito por Errejón, no se convocará a la asamblea por "cuestiones de ámbito territorial inferior al Estatal".

La asamblea no dejará de ser la matriarca de las directivas del partido y seguirá pesando como autoridad para la toma de decisiones específicas, mas el secretario político desea que muchas otras sean tomadas por una significativa mayoría. Su propuesta especifica que esas son "la disolución del partido, modificación de su nombre, composición, ámbito, naturaleza y cualquier proceso de fusión orgánica con otras fuerzas política" las que se elegirán en un referendo interno, en el que dos tercios de la militancia deberán aprobar cualquiera de esos temas.

Pero el ataque al arsenal de Iglesias no termina ahí. Siempre según lo escrito por Errejón, si el secretario general decide modificar a algún integrante de la ejecutiva, o hacer cualquier cambio en la misma, primero dicho cambio deberá ser aprobado por dos tercios de los integrantes del Consejo Ciudadano. Si en dado caso no se nombra al órgano por este método, entonces el CCE podrá proponer una nueva rúbrica para integrar a la ejecutiva.

Por último, el secretario general tendría derecho a solamente dos mandatos de tres años cada uno. La propuesta no es retroactiva, por lo Iglesias todavía tiene derecho a un mandato más. @hmorales_gt

 

ADVERTISEMENT
 
 

 

 

 

Errejón prepara su estrategia para limitar los poderes de Pablo Iglesias
Comentarios