Errejón exige nuevas negociaciones para evitar otro frente en Vistalegre 2

Íñigo Errejón. : Facebook.
Íñigo Errejón. : Facebook.

El resultado del referendo dejó como ganador a Pablo Iglesias pero aumentó la credibilidad negociadora de su segundo. Errejón no quiere nuevos fuegos cruzados tras la Asamblea estatal.

Errejón exige nuevas negociaciones para evitar otro frente en Vistalegre 2

Podemos sufrió un serio cambio en sus raíces este jueves. El resultado del referendo si bien apretado ha bastado para cambiar las normas de la II Asamblea Ciudadana, programada para febrero. Aparte de verifiar los cambios en las normativas, la consulta popular también ha reforzado a Íñigo Errejón a las puertas de una nueva ronda de negociaciones con el gran cacique, Pablo Iglesias.

Iglesias, que ganó por casi una nada el referendo, ha llamado a todos a que se olviden las cuestiones técnicas y puedan centrarse por completo en el proyecto político. Su segundo, en cambio, avisó de que si no se llega a un acuerdo amplio y que deje felices a todos, la posibilidad de que Vistalegre 2 abra un nuevo fuego cruzado se aumenta.

Los más de 99,000 votantes de la consulta hacían muy difícil anticipar quién sería el ganador. Dentro de las filas del partido había muy pocos que creían en las posibilidades de Errejón, quien aparte de Iglesias se enfrentaba también a otros nombres fuertes como Pablo Echenique, Carolina Bescansa y, por supuesto, Irene Montero, todos ellos aliados del secretario general. Sin embargo, el resultado final fue más apretado de lo que cualquiera de los dos bandos hubiera anticipado: Iglesias se quedó con el 41.57% de los votos, mientras que el sector errejonista alcanzó el 39.12%, respaldados por figuras como Rita Maestre o Tania Sánchez.

Fueron tan sólo 2.416 de votos de diferencia. El restante 10.5% fue para el documento de Anticapitalistas, que no fue competencia real.

 

El poder de Iglesias queda fuera de cualquier cuestionamiento. Nadie quiere ir a la guerra contra él por hacerse del liderazgo morada. Luego de que se conocieran los resultados, Errejón y Miguel Urbán, líder mediático de Anticapitalistas, ratificaron su postura. "Es un honor y un orgullo que compañeros que piensan distinto a mí no tengan ninguna de que quieren que yo siga al frente", presumió Iglesias.

No obstante para Vistalegre 2 se tienen que aclarar muchos temas. De entrada, los documentos políticos y organizativos que marcarán hacia dónde marcha el partido. De igual forma, hay que definir quiénes serán los encargados de llevar al partido hacia ese dónde.

Iglesias ha repetido este jueves su deseo de construir una dirección "integradora", en la que haya espacio a las otras dos "corrientes" de Podemos. Esas dos son obviamente Anticapitalistas y errejonistas, según las describió él mismo.

Con ese fin, los tres equipos tendrían que alcanzar un acuerdo en el marco de documentos y listas. "Nuestra gente está pidiendo a voces acuerdos. Si nos ponemos de acuerdo va de suyo un acuerdo sobre equipo. Es mi objetivo", prometió el secretario general.

Y es en ese punto donde inician las divisiones. "Hay dos proyectos muy equilibrados, que son complementarios y que tienen que entenderse", dijo Errejón. "El mandato recibido es multiplicar juntos para ganar nuestro país", agregó.

Errejón cree que "hay que respetar lo que han votado los inscritos" pues ellos "han decidido por estrecho margen un sistema". No obstante, también aclaró que queda abierta la puerta a que el equipo técnico que redactará los lineamientos de Vistalegre 2, elegido el pasado sábado por el Consejo Ciudadano, tiene un margen para modificar algunos aspectos. Eso sí, ese factor depende de su superior.

"A mí no me corresponde tomar esa decisión", aseveró al ser preguntado sobre si modificaría algo en el documento ganador. "Creo que los buenos dirigentes, y Pablo lo es, son sensibles a lo que vota el conjunto de la militancia. En esta consulta hay una amplia mayoría que ha pedido proporcionalidad, desconcentración y favorecer la lógica del acuerdo. Sería bueno ser sensibles a esa sensibilidad mayoritaria", añadió.

El secretario político hacía referencia a los votos de su propuesta y a la de Anticapitalistas, que juntas suman más que la de Iglesias. Los dos bandos querían un sistema más proporcional para la asamblea. Errejón era partícipe de separar completamente la votación de documentos y la de listas, mientras que el colectivo apostaba por separar elementos organizativos de los éticos.

Iglesias defendió que la propuesta ganadora debe respetarse. "Hemos tenido un proceso para tomar una decisión. Los inscritos nos correrían a gorrazos si ahora lo cambiáramos", dijo con una pisca de sarcasmo. "La razón del referéndum era quitarnos de encima la cuestión técnica y discutir de lo importante, de política".

Errejón ha avisado de que el resultado de la consulta pone fin a las "lógicas plebiscitarias" y ha exigido para sí una posición fuerte en la negociaciones. "Nosotros defendemos con un 39% de los apoyos la posibilidad de poner primero los debates políticos  y organizativos, y luego los de caras. Si sale un reglamento que no lo permite y finalmente no fuera posible llegar a un acuerdo, nosotros tendríamos que mantener por coherencia las ideas que creemos más ganadoras. Y en consecuencia también una lista al Consejo Ciudadano". @hmorales_gt

 

 
 

 

 
 

 

Errejón exige nuevas negociaciones para evitar otro frente en Vistalegre 2
Comentarios