Errejón advierte que no está dispuesto a renunciar a ninguno de sus puestos

Íñigo Errejón. / Archivo
íñigo Errejón.

Los próximos días serán esenciales para el futuro del secretario político, quien ha dejado claro más que no dará un paso al costado al menos por iniciativa propia.

Errejón advierte que no está dispuesto a renunciar a ninguno de sus puestos

La semana se antoja larga en Podemos. El partido morado debe empezar a reacomodar las piezas tras su Asamblea Ciudadana del fin de semana y el principal foco de atención yace en Íñigo Errejón. El todavía segundo al mando del partido se juega sus puestos en los próximos días, tanto el del titular de la Secretaría Política como el de portavoz en el Congreso.

Tanto Errejón como Pablo Iglesias han participado en el pleno de este martes, el cual se celebró a partir de las 15:00 horas. A su salida, tanto el secretario general como el político dedicaron un minuto en conjunto para hablar con los medios por primera vez en semanas. Tal y como ya apelaran durante la semanas previas a Vistalegre II, los dos máximos líderes de los morados han intentado transmitir una imagen de unidad y se han encomendado a las negociaciones que sostendrán sus equipos en los próximos días.

"Hablamos anoche, hemos vuelto a hablar hoy, probablemente hablaremos mañana y el sábado hay un Consejo Ciudadano. Después del Consejo Ciudadano, sabréis", dijo Iglesias. "Los congresos se abren, se discute con naturalidad y se cierran. y el nuestro está cerrado", añadió Errejón. "Estas cosas no son para hablarlas en los medios. No vamos a adelantar", dijo nuevamente el mandamás.

Pero la simpatía de Errejón fue puramente diplomática, pues horas antes compareció igualmente ante la prensa tras la cotidiana Junta de Portavoces. Entonces, el secretario político fue un tanto más severo en sus aseguraciones. Fue durante esa conferencia donde expresó que ya se había reunido con Iglesias, pero que todavía faltaba "otra conversación más en profundidad".

Errejón, no obstante, señaló que no tiene pensado renunciar a niguno de sus cargos. "Estoy satisfecho con el trabajo. Si Pablo considera que sigo siendo útil, seguiré. Si se considera que hay compañeros o compañeras que lo hacen mejor, también", zanjó.

De paso, se ha desmarcado de las declaraciones hechas por Juan Carlos Monedero, en las que aseguró que la derrota en las primarias debería privarle de la portavocía en el Legislativo y de su secretaría. "Hemos manifestado varias veces que no eran posiciones antagónicas, sino que ponen énfasis en diferentes aspectos", declaró antes de avisar que los dirigentes deben dar ejemplo con sus acciones.

Pero Errejón también se ha tomado la tarea de dignificar y defender su trabajo como secretario político. "Yo me siento orgulloso de la estrategia política marcada y que ha logrado cinco millones de votos. Si sigue, y sigue en manos de otra persona, suerte. Si sigue en mis manos, seguiría haciendo el trabajo como hasta ahora. Y si desaparece, suerte a quien marque la hoja de ruta política", declaró.

Por último, el segundo de los morados avisó al Consejo de Coordinación, quienes sea que lo integren en el futuro, que debe asegurar y garantizar el "equilibrio" con el resultado de las votaciones internas. "Los equilibrios son más o menos de en torno al 60%-40%. Me parecería saludable que la ejecutiva los reflejara", expresó. Su proyecto obtuvo 23 de los 62 consejeros que tiene la cúpula, que representa un 37%.

Errejón advierte que no está dispuesto a renunciar a ninguno de sus puestos
Comentarios