ERC entierra el pacto con Junts y apuesta por gobernar en solitario

Pere Aragonès. / Mundiario
Pere Aragonès. / Mundiario
Pere Aragonès ha anunciado que solicitará ser investido con el apoyo de sus hasta ahora socios pero sin integrarlos en el Ejecutivo.
ERC entierra el pacto con Junts y apuesta por gobernar en solitario

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) entierra el pacto con Junts per Catalunya (al menos por el momento) tras más de 80 días de negociaciones infructuosas y apuesta por gobernar en solitario Cataluña. Pere Aragonès ha anunciado este sábado que solicitará ser investido con el apoyo de la formación liderada por Carles Puigdemont pero sin integrarlos en el Ejecutivo. 

"Hoy anunciamos que asumimos la responsabilidad de iniciar la legislatura con un Govern en solitario. Debemos arrancar sin demora y aceptamos la propuesta de JxCat de apoyar un Govern de ERC en minoría", ha dicho el candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat. "Hoy no existen las bases para que un Govern de ERC y JxCat esté cohesionado, no hay predisposición para superar las cuestiones que desde el primer día encallan las conversaciones", ha añadido. 

La paradoja es que ERC necesita del apoyo de JxCat en la investidura para cumplir su objetivo de gobernar en solitario. Pero la decisión ha estado impulsada por las declaraciones del propio secretario general de Junts, Jordi Sànchez, que este viernes aseguró que su formación daría apoyo a un Gobierno de republicanos en solitario en caso de no llegar a un acuerdo de coalición. 

Sànchez ha aclarado que solo podrían permitir la investidura en solitario de Aragonès si ERC amarra el apoyo de la CUP, el partido anticapitalista; y de la izquierda alternativa de En Comú Podem. "A 18 días del final del plazo para investir a un 'president', damos un paso adelante, desencallamos las negociaciones y recogemos la propuesta de JxCat. Después, si así lo quieren, podremos incorporar al Govern a las formaciones que apoyen la investidura", ha insistido. 

Aragonès, entre tanto, ha subrayado que no descarta seguir negociando luego de la investidura. "Queremos seguir negociando, pero sin la presión de una repetición electoral forzada. Con un Govern plenamente operativo, con todas las herramientas y las atribuciones. No podemos seguir negociando con esta presión, porque el acuerdo sería malo. Asumimos la opción que nos ofreció JxCat y seguimos hablando. Pero que el Govern se ponga a caminar", puntualizó. La fecha límite antes para evitar la repetición electoral es el 26 de mayo. @mundiario


 

ERC entierra el pacto con Junts y apuesta por gobernar en solitario