Buscar

MUNDIARIO

¿De qué era acusado Alan García, el expresidente de Perú que se suicidó antes de ser detenido?

Cuatro expresidentes de Perú están siendo investigados por la trama Odebrecht. Uno de ellos se suicidó con un balazo en la cabeza justo cuando las autoridades estaban por detenerlo.

¿De qué era acusado Alan García, el expresidente de Perú que se suicidó antes de ser detenido?
Alan García, expresidente de Perú. / RR SS.
Alan García, expresidente de Perú. / RR SS.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

El martes, el expresidente peruano Alan García declaraba que: “Soy el hombre más investigado del Perú en los últimos 30 años”. Al día siguiente, se quitaba la vida con un balazo en la cabeza. El exmandatario era investigado por la trama Odebrecht, un caso que también arrastra a otros tres expresidentes de Perú.

“Lo que tengo es absolutamente fruto de mi trabajo”, llegó a decir García para la cadena peruana RPP. Pero luego de estas afirmaciones, el Poder Judicial ordenó su detención preliminar. Cercado y viendo cómo las autoridades estaban por detenerlo en su casa en Lima, el expresidente tomó la decisión de dispararse en la cabeza, falleciendo poco después en el hospital.

García, Alejandro Toledo, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski son los expresidentes de Perú investigados por el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht. En el caso de García, se le investigaba por presunto tráfico de influencias, lavado de activos y colusión.

La Fiscalía lo acusaba de haber recibido sobornos de Odebrecht para abjudicarle la ejecución de los tramos 1 y 2 de la línea 1 del metro de Lima, en el año 2009. El exmandatario habría recibido hasta 100.000 dólares por una conferencia en Sao Paulo. Asimismo, el resto de los pagos los habría recibido por medio de los exfuncionarios de su gobierno, Luis Nava y Miguel Atala.

En 2018, las cosas se pusieron difíciles para el expresidente, a quien se le impidió salir del país por 18 meses. Ante esto, pidió asilo en la embajada de Uruguay en Lima, aduciendo persecución política, pero el Gobierno uruguayo se negó.

Desde entonces, estuvo enfrentándose a la investigación en su casa, en Lima, hasta este miércoles, cuando decidió quitarse la vida. @mundiario