Buscar

MUNDIARIO

De entrada, los socialistas quieren trasladar toda la presión al PP

La gran duda está en si el PSOE se abstendrá en algún momento del proceso de investidura de Mariano Rajoy. Según El País, la función del PSOE no es impedir que gobierne el PP, sino ser su alternativa.

De entrada, los socialistas quieren trasladar toda la presión al PP
Pedro Sánchez. / PSOE
Pedro Sánchez. / PSOE

Mario Gontade

Colaborador.

En las segundas elecciones generales en apenas seis meses, el PSOE evitó el sorpasso planteado desde Unidos Podemos, pero no por ello dejó de obtener un resultado peor que el del 20 de diciembre, que ya era el peor de su historia.

Los 85 escaños logrados el 26-J abocan al PSOE a la Oposición, sin opciones reales de formar Gobierno alternativo al del PP. Por lo demás, es amplio el rechazo de las filas socialistas a la gran coalición gubernamental con el PP, tan del gusto de Mariano Rajoy.

Es amplio el rechazo socialista a la gran coalición gubernamental con el Partido Popular, tan del gusto de Mariano Rajoy

La gran duda está en si el PSOE se abstendrá en algún momento del proceso de investidura de Mariano Rajoy. Según el diario El País, la función del PSOE no es impedir que gobierne el PP, sino ser su alternativa.

De entrada, los socialistas quieren trasladar toda la presión al PP y, en ese sentido, subrayan que “la pelota” está “en el tejado” de Mariano Rajoy, que es quien tiene que tejer alianzas, mientras que ellos han de ocupar “la oposición”.