El entorno de Donald Trump queda cercado por la Justicia estadounidense

Rudolph Giuliani y Donald Trump. / Mundiario
Rudolph Giuliani y Donald Trump. / Mundiario

Los abogados del expresidente están siendo señalados por fraude electoral y por copiar información “sensible” de las máquinas de conteo de votos en estados clave.

El entorno de Donald Trump queda cercado por la Justicia estadounidense

La Justicia estadounidense avanza en su cerco a Donald Trump. En medio de las tantas causas judiciales que rodean al expresidente, se le suma un nuevo revés, después de que surgieran las sospechas de que sus abogados comandaron un grupo de expertos informáticos para copiar información “sensible” de los sistemas electorales de estados clave, en las elecciones que perdió en 2020.

Documentos y fuentes que cita The Washington Post, apuntan a que mientras sus abogados estaban trabajando para revertir los resultados de las elecciones, acusadas de fraudulentas por los republicanos afines al magnate, estos habrían contratado a habilidosos informáticos para que extrajeran datos electorales de las máquinas de conteo de votos en entidades como Georgia, Michigan o Nevada.

De hecho, el periódico relata cómo la letrada de extrema derecha Sidney Powell ordenó la intromisión en un condado rural del Michigan y en la ciudad de Detroit, o cómo otro abogado hizo lo mismo en Nevada y que el 7 de enero, día del asalto al Capitolio, habría enviado la información al sur de Georgia.

El equipo de Trump habría pagado por adelantado la obtención de esos datos, que la prensa estadounidense sugiere que se discutieron e incluso compartieron entre militantes republicanos radicales. Los pagos ascenderían, al menos en un caso, hasta los 26.000 dólares, que cobraron los informáticos de una firma forense en la ciudad de Atlanta.

Rudolph Giuliani es investigado por fraude electoral

Casualmente esa ciudad sureña parece ser uno de los dolores de cabeza del exmandatario. La investigación que se desarrolla en Atlanta es el núcleo duro de las pesquisas por la reversión de los resultados de las presidenciales de 2020. Rudolph ‘Rudy’ Giuliani, quien fuera abogado de Trump, es investigado penalmente por su presunta implicación en este proceso, tratándose de la figura más cercana al magnate que está requerida por la Justicia.

Giuliani, quien ha propagado también las teorías de conspiración acerca de la manipulación de los resultados, se ha convertido en los últimos días en una de las piezas centrales de la investigación que lleva la fiscal del condado de Fulton, Fani Willis. Le tocaba comparecer ante un gran jurado especial el lunes, pero finalmente anunció a última hora del martes que lo hará el miércoles.

El exalcalde de Nueva York comenzó siendo un testigo de la Fiscalía, pero pasó a ser investigado por fraude electoral en Georgia. Como parte de sus esfuerzos por revertir los resultados, Trump había estado presionando a los funcionarios republicanos en el estado, y la Fiscalía cree que Giuliani hizo parte de ese atropello electoral.

Pero Giuliani es uno de los pesos pesados de la investigación. La fiscal ya ha tomado declaración del secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, a quien más veces llamó Donald Trump para conseguir sus objetivos. También ha comparecido el gobernador del estado, Brian Kemp, quien se negó a conseguir votos para cambiar los resultados a favor del expresidente, lo que le ha valido un fuerte aislamiento de sus compañeros afines al exmandatario. @mundiario

El entorno de Donald Trump queda cercado por la Justicia estadounidense
Comentarios