Una vez más, en Europa quisieron someternos a humillación y vasallaje

La presidenta de Argentina.
La presidenta de Argentina.
"Quisieron someternos, una vez más, a humillación y vasallaje. Una siente como si cinco siglos no hubieran pasado y todo siguiera igual, un poco más disimulado y más encubierto".
Una vez más, en Europa quisieron someternos a humillación y vasallaje

Después de Bariloche, fui directa a Cochabamba, a desagraviar al compañero Morales, a los pueblos originarios, al pueblo de Bolivia de esta verdadera afrenta y humillación. Pero, bueno, ya sabemos cómo son; lo importante… yo creo que todos los que estamos acá sabemos cómo son.

Pero si se me permite una pequeña digresión por esta terrible humillación, esta terrible cosa que le han hecho y si se permite una cosa decir, ¿no? Porque la verdad que nosotros tratamos a todo el mundo con mucho respeto. Tenemos en nuestros lugares, en nuestras provincias sitios donde no sé frente a la Casa de Gobierno, por ejemplo, está la Plaza Juan de Garay, que recuerda a quién fundó la Ciudad de Buenos Aires, a la segunda fundación de Buenos Aires, en 1580. Y la verdad que queríamos y queremos trasladar la estatua de Cristóbal Colón para instalar – al lado de la Casa Rosada – donde están representados todos los argentinos y también la historia de los argentinos, que costó mucha sangre a muchos patriotas y queremos poner ahí a la Juana Azurduy, a esa heroína de la independencia, que además – miren lo que son las cosas – yo digo que el mundo es redondo, pero en la Argentina es más redondo que en cualquier otra parte. Y digo la Juana Azurduy, que nació en Bolivia, y sus restos están en Bolivia – yo los visité – junto con la Bandera Macha, la verdadera bandera, la de Belgrano, que está en Bolivia y que Evo no nos la quiere dar, ni la va a dar, pero está ahí y la cuidan en el Museo, y respetamos. Porque, además, estando allí es también como si estuviera, aquí, en casa, la sentimos propia. Pero, fíjense, cuando queríamos y cuando queremos cuidar la estatua, porque no pretendemos tirar la estatua.

Las estatuas no se tiran abajo, las estatuas se cuidan, se restauran y se trasladan hacia otros predios, porque creemos que en el lugar de la Casa Rosada, que es la casa de todos los argentinos, tienen que estar o tiene que estar representada por los que lucharon y dieron su vida por la independencia de los países de la región: de nuestro país, de Chile, de Bolivia. Por eso, no es una decisión caprichosa, la Juana Azurduy, en la Casa Rosada, es la reivindicación de los patriotas, de los próceres.

Y bueno, la verdad que cuando una ve lo que le hacen a Evo Morales, en Italia, cuando vienen a reclamarnos por algo y en Italia no dejan pasar a un gobernante por su espacio aéreo, o en Francia, o en España una siente como si cinco siglos no hubieran pasado y todo siguiera igual, un poco más disimulado y más encubierto, porque muchos medios que por allí se rajan las vestiduras con estas cosas tratan de decir que en realidad hubo una equivocación, hubo un desperfecto técnico. Ni equivocación, ni desperfecto técnico; como hace cinco siglos quisieron someternos, una vez más, a humillación y vasallaje.

Me tocó hablar con Evo, muy tarde, por la noche y me dijo: “No voy a permitir que revisen el avión. Yo no soy un ladrón, a mí no me van a tratar como un ladrón. Soy un presidente y me van a respetar como tal”. Así que bueno, quería decirlo y me gustaría que más argentinos levantaran la voz también para defender a nuestros próceres. No para bajar a nadie, ni destruir a los otros, pero para poner a los nuestros en el lugar que se merecen.Miren cómo nos tratan desde afuera, entonces – por favor – tratemos a nuestros héroes, a nuestra heroínas con respeto, con amor, que no significa negar a los otros, pero sí darles a los nuestros, a lo nuestro, a lo propio, a la Patria el lugar que merece en la Casa Rosada de los argentinos.

Una vez más, en Europa quisieron someternos a humillación y vasallaje
Comentarios