Uno de los empresarios del caso Koldo niega el pago de comisiones

Juan Carlos Cueto frente a la Audiencia Nacional. - RR.SS
Juan Carlos Cueto frente a la Audiencia Nacional. / RR.SS
La Audiencia Nacional ha dejado en libertad a Juan Carlos Cueto, con la prohibición de salida del país, tras ser investigado en la trama de corrupción con la compra de mascarillas.
Uno de los empresarios del caso Koldo niega el pago de comisiones

Juan Carlos Cueto, empresario clave involucrado en el caso Koldo, compareció ante el juez Ismael Moreno de la Audiencia Nacional este miércoles. Cueto, señalado por la Fiscalía Anticorrupción como uno de los principales actores en la presunta corrupción en la compra de mascarillas por el Ministerio de Transportes al inicio de la pandemia en 2020, respondió solo a las preguntas de su abogado y negó que hubiera alguna irregularidad en la adjudicación de los contratos con el Estado.

Fuentes jurídicas presentes en la audiencia, citadas por El País, informan que Cueto negó haber realizado pagos irregulares para obtener contratos de mascarillas de la Administración durante la crisis sanitaria de la covid-19. El empresario afirmó que el precio cobrado por el producto fue justo y respaldado por un informe de auditoría de la consultora KPMG. Cueto también explicó que la operación fue costosa e incluyó numerosos viajes a China, pero negó cualquier ilegalidad o pago a terceros.

Después del interrogatorio, la Fiscalía solicitó al juez que se le prohíba a Cueto salir del país sin autorización, una medida que fue aprobada y a la que su abogado no se opuso. Tras media hora de declaración, el empresario abandonó la Audiencia Nacional acompañado de su letrado.

En el caso de Koldo García, más allá del entorno del exasesor del Ministerio de Transportes que supuestamente cobró comisiones ilegales por “facilitar” las adjudicaciones, la atención de la Fiscalía se centra en Cueto y Víctor de Aldama, presidente del Zamora C. F. Según la investigación, ambos desempeñaron roles clave en la presunta red corrupta relacionada con la compra de material sanitario.

La Fiscalía investiga la cúpula de la trama

La Fiscalía sostiene que, De Aldama, que ya contaba con cierta influencia en Transportes en la legislatura pasada, se asoció con Cueto para aprovechar la oportunidad de enriquecerse cuando se supo que la cartera ministerial necesitaba comprar material sanitario. Ambos crearon un “proyecto común”, según la Fiscalía, utilizando la empresa Soluciones de Gestión y Apoyo a las Empresas S.L. como presunta tapadera, manejada por el Grupo Cueto, y de la que figura como apoderado Íñigo Rotaeche, también imputado en la causa y descrito por el Ministerio Público como “hombre de confianza” de Cueto.

El magistrado estima que Cueto obtuvo un beneficio de 9.6 millones de euros y De Aldama de 5.5 millones mediante estas operaciones durante la pandemia. La Fiscalía aún no ha determinado quién efectuó los pagos de las supuestas comisiones y cómo se realizaron.

Cueto, vinculado al Grupo Cueto, ya es conocido por la Fiscalía en el caso Defex, donde se le acusa de pagar “comisiones ilícitas" para obtener contratos públicos en Angola de suministro de armas y material policial. Marta Castro, vicesecretaria jurídica de Vox, presente en la audiencia como acusación popular, señaló que Cueto afirmó ante el juez que su acción fue “incluso, altruista en defensa de la vida de los españoles, y que tenían poco margen de beneficio económico”. @mundiario

Comentarios