Buscar

MUNDIARIO

Emmanuel Macron enfrenta su primera gran derrota al caer en las elecciones en el Senado  

El partido del presidente de Francia no ha podido hacerse con la hazaña de conseguir la mayoría en la Cámara Alta del parlamento.

Emmanuel Macron enfrenta su primera gran derrota al caer en las elecciones en el Senado  
Emmanuel Macron, presidente de Francia. / Courrier des Afriques
Emmanuel Macron, presidente de Francia. / Courrier des Afriques

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina la edición AMÉRICA. @mundiario

Emmanuel Macron ha sufrido su primer gran golpe electoral en medio de su creciente impopularidad. Este domingo el mandatario francés enfrentó un revés político en las elecciones para renovar la mitad de los escaños del Senado, en donde la oposición de derecha amplió su mayoría. El líder del partido centrista no pudo repetir la hazaña de mayo, cuando arrasó con los comicios legislativos.

Aunque los resultados de las urnas no le impedirán al jefe de Estado galo aprobar reformas y continuar con su proyecto de Gobierno, la derrota se perfila como una gran decepción para el partido centrista, que buscaba hacerse con la mayoría en la Cámara Alta del parlamento francés. La República en Marcha (LRM) perdió escaños y de 29 se quedó con entre 24 y 27 senadores, una cifra alejada de los 45-50 que todavía esta semana anticipaba el presidente del grupo, François Patriat; y más aún de los 60 que el propio Macron había anunciado públicamente al comienzo del verano.

La mayor favorecida en las elecciones fue la formación de derecha, Los Republicanos (LR), quien amplió su mayoría. Lo cual no resultó una sorpresa, ya que a las votaciones estaban convocados 76.359 “grandes electores”, que en más del 95 % eran representantes de cargos públicos: diputados, consejeros regionales y provinciales, alcaldes y concejales. Un espacio dominado por la derecha desde las últimas elecciones municipales y departamentales, en el año 2014, cuando ni siquiera existía aún el movimiento LRM de Macron.

Además, salió reforzada también la Unión Centrista, que pasó de 42 a 48 escaños, mientras que el Partido Socialista (PS) vio reducida su participación, cayendo desde 86 a 68 escaños. Por su parte, el Frente Nacional se quedó estancado y logró repetir únicamente la victoria de dos senadores, al tiempo que el Partido Comunista (PCF) perdió la mitad de sus representantes, recortándolos de 19 a 8.

A juicio del presidente del Senado, Gérard Larcheb, quien renovó su escaño este domingo, los resultados de las elecciones ofrecen una contundente lectura de la posición actual de los territorios frente al Gobierno de Emmanuel Macron. “Los representantes locales que están al servicio de nuestros ciudadanos necesitan una relación de confianza y respeto con el ejecutivo”, detalló Larcher.

 MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.