Buscar

Las emisiones mundiales de CO2 marcan un nuevo récord este año y encienden las alertas

Un informe científico ha revelado que el dióxido de carbono procedente de los combustibles y la industria se han elevado un 2,7% para este 2018. 

Las emisiones mundiales de CO2 marcan un nuevo récord este año y encienden las alertas
Emisiones de CO2. / nationalobserver.com
Emisiones de CO2. / nationalobserver.com

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Sociedad y la edición AMÉRICA. @mundiario

Las emisiones mundiales de CO2 continúan aumentando. Un nuevo informe ha revelado que el fenómeno, principal causa del calentamiento global, marcará un nuevo récord este año al alcanza un alza inédita en 7 años. Las conclusiones son devastadoras: el mundo está cada vez más alejado de las metas del Acuerdo de París. 

El informe, divulgado este miércoles por la iniciativa Global Carbon Project y la Universidad de East Anglia, en el Reino Unido, detalla que las emisiones causadas por el dióxido de carbono procedente de los combustibles y la industria se han elevado un 2,7% para este 2018.

Las devastadoras conclusiones apuntan que el crecimiento de las tecnologías bajas en emisiones no es todavía suficiente. 
"El incremento del 1,6 por ciento en 2017 y más del 2 por ciento en 2018 demuestra claramente que es necesario hacer más para reducirlas", apuntan en un comunicado el investigador Robbie Andrew, del Centro para la Investigación Internacional Climática de Oslo. 

Los expertos subrayan que, con estos dramáticos números, todos los países deben asumir la responsabilidad por este escenario. La cuestión es sencilla: todos somos culpables. Algunos porque han contribuido al crecimiento de las emisiones y otros porque los esfuerzos para frenar los efectos han sido más lentos de lo necesario.

"Cada año, el aumento de las emisiones pone en riesgo las economías y los hogares, las vidas y los medios de vida de miles de millones de personas. Ya los terribles impactos de 1 °C de calentamiento por encima de los niveles preindustriales son evidentes. Los desastres provocados por el clima en 2017 costaron a la economía mundial US $ 320 billones, y se perdieron alrededor de 10.000 vidas. Los costos totales de los desastres de 2018 aún no se han calculado, incluidos el tifón Mangkhut, los huracanes Florence y Michael, y las olas de calor e incendios forestales que han asolado franjas de Europa y Estados Unidos. Es probable que estos eventos contribuyan a un aumento exponencial de los daños, que ascienden a unos $ 2,2 billones en las últimas dos décadas", advierte Christiana Figueres, miembro de Misión 2020. @mundiario