En las elecciones de Galicia y Euskadi parece que los cambios no afectarán al resultado

Íñigo Urkullu y Alberto Núñez Feijóo. / RR SS
Íñigo Urkullu y Alberto Núñez Feijóo. / RR SS
En la comunidad autónoma donde gobierna ahora el popular Alberto Núñez Feijóo ha sorprendido la posición contraria a la celebración de elecciones por parte de los principales partidos de la oposición. ¿Cómo van animar a sus electores a votarlos si reniegan de la convocatoria?
En las elecciones de Galicia y Euskadi parece que los cambios no afectarán al resultado

Los ciudadanos del País Vasco y de Galicia serán llamados para acudir a su cita pendiente con las urnas, probablemente el próximo 12 de julio. Unas elecciones que fueron suspendidas en el momento de mayor expansión de la Covid-19, y a pesar de que la declaración del estado de alarma jurídicamente no las impedía, como saben los lectores de MUNDIARIO.

Serán  unas nuevas elecciones, ya que el proceso electoral empieza desde cero, y en las que casi todo será distinto. Distinto el horario de las votaciones, inéditas las medidas de seguridad dentro y fuera de los colegios electorales, y distinta la campaña electoral.

Lo que no parece que vaya a cambiar mucho es el resultado final tanto en el País Vasco como en Galicia. En la comunidad donde gobierna ahora Núñez Feijóo ha sorprendido la posición contraria a la celebración de elecciones por parte de los principales partidos de la oposición. ¿Cómo van animar a sus electores a votarlos si reniegan de la convocatoria? Un grave error político, que sin embargo se está a tiempo de enmendar presentando atractivas y razonables medidas de recuperación social y económica de la mano del recetario socialdemócrata.

El BOE ha venido así ha darnos la razón a los pocos que, desde un principio, llamamos la atención sobre el vacío legal para paralizar un proceso electoral en marcha, que aún así se decretó. La vigencia del estado de alarma no es obstáculo para la convocatoria de las elecciones autonómicas. Ahora, los gobiernos de Galicia y de Euskadi deberán revisar sus respectivas situaciones de emergencia, establecidas un  día antes de la declaración por el Gobierno central  de la alarma, y subrogadas, por tanto, por el estado de alarma nacional. @mundiario

En las elecciones de Galicia y Euskadi parece que los cambios no afectarán al resultado
Comentarios