Buscar

MUNDIARIO

La elección más fría que hemos vivido

La presente elección municipal, a realizarse el domingo 7 de octubre, es la elección más fría que hemos vivido. Mucho más fría que el invierno en Lima. Tal vez lo sea porque no hay mucho voto anti o polarización entre dos candidatos.

La elección más fría que hemos vivido
Palacio. / RR SS.
Palacio. / RR SS.

Firma

Renatto Bautista Rojas

Renatto Bautista Rojas

El autor, RENATTO BAUTISTA ROJAS, analista político y columnista de MUNDIARIO, entre otros medios, es licenciado en Ciencia Política por la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV). Es Maestro en Gestión de Políticas Públicas por la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV). Es autor de los libros Medios de comunicación y política en el siglo XXI. El poder tras bambalinas (2015) y A la luz de la sombra: De Bello Gallico (2018). @mundiario

La presente elección municipal, a realizarse el domingo 7 de octubre, es la elección más fría que hemos vivido. Mucho más fría que el invierno en Lima. Tal vez lo sea porque no hay mucho voto anti o polarización entre dos candidatos.

Por ejemplo: En la elección del año 1983, la polarización fue entre el socialista Barrantes y el APRA, luego para la siguiente elección del año 1986, la polarización fue entre Barrantes y Del Castillo del APRA, en la última década del siglo XX, la polarización fue entre Andrade y los candidatos fujimoristas, en la elección del año 2002, la polarización fue entre Andrade y Castañeda, en la elección del año 2010, la polarización fue entre Lourdes Flores del PPC y la socialista Susana Villarán, ni que decir de la pasada elección donde la polarización comenzó entre Castañeda y Villarán, para luego terminar en el recordado debate entre Castañeda y el entonces aprista Enrique Cornejo.

En esta ocasión, no hay mucha polarización ni voto anti o castigo; por lo menos, en este momento.

¿Qué pienso de los candidatos?

Los candidatos castrochavistas: Para mí, la dictadura castrista y chavista han hecho un gran daño en las Américas porque han esparcido esa enfermedad de la mayor orgía de sangre, con más de 110 millones de inocentes asesinados en nombre del “proletariado”, de las mayores miserias humanas y del más nauseabundo totalitarismo que fue y es el socialismo. ¡Mirada a Cuba!

Cornejo de Democracia Directa, el partido del castrochavista Santos, Belmont de Perú Libertario, partido del otro peón castrochavista apellidado Cerrón, Fernández Chacón del Frente Amplio, del castrochavista Arana, y Guerra García Picasso de Juntos por el Perú, el partido de dos castrochavistas como Simon y Mendoza Frish, sumado a que el último fue funcionario y amigo de la peor alcaldesa de Lima, la socialista Villarán, demuestran que votar por ellos sería un suicidio equivalente a que una urbe moderna como Lima este a niveles paupérrimos como La Habana que hace 60 años era una ciudad de casi del primer mundo. Obviamente, el culpable de esa tragedia es un dictador de apellido Castro y la no contundencia de los Estados Unidos en evitar la dictadura socialista más longeva en las Américas.

Los candidatos tránsfugas: En esta clasificación también entra Cornejo quien gracias al APRA y, sobre todo, al ex Pdte. Alan García fue ministro y director del Banco de la Nación, durante el segundo gobierno aprista. ¡Así es la deslealtad de esta gentuza, aunque no es el único en esa especie!

Tenemos a Gago de Avanza País que fue congresista de Fuerza Popular en el quinquenio pasado, Capuñay de UPP que fue congresista de Solidaridad Nacional, Villacorta de la franquista de un lobista estadounidense  renunciante, antes fue dirigente de otra mafia llamada Perú Posible, Muñoz de Acción Popular quien fue dos veces alcalde de Miraflores por Somos Perú, Urresti de Podemos Perú que antes era hincha del castrochavista Ollanta Humala, Ocrospoma de Perú Nación que antes fue alcalde de Jesús María por el PPC de Lourdes Flores, Velarde de Siempre Unidos que fue electo como alcalde de San Isidro por el PPC, es válido mencionar que es el peor alcalde de este aristócrata distrito limeño, Gómez Baca de Vamos Perú que fue dos veces alcalde de Santiago de Surco por Somos Perú y Salinas de APP que antes fue regidor limeño por el PPC y Perú Patria Segura.

Esta gente experta de los bailes políticos peruanos, hace menos de un año estuvieron en X partido, ahora están en otra de estas franquicias políticas. ¡Y no me vengan a decir que hicieron un viraje ideológico porque esta gente ni sabe qué es ser de izquierda o derecha!

Me atrevería a decir que nunca han agarrado un libro sobre ideología o filosofía. ¡Ni sabrán quien fue Hegel! Estamos en años aciagos donde no se lee ningún libro serio de política. ¡Lástima, es la juventud de Wikipedia!

Los candidatos caudillistas: Se me podría criticar que todo candidato es caudillista, pero he separado a los castrochavistas como a los tránsfugas porque éstos representan a sus propias franquicias políticas y/o proyectos personales o representan a un espectro electoral minoritario, pero diferenciado de las izquierdas o derechas. Ellos son:

Lay de Restauración Nacional. Algunos dirían que por ser evangélico es de derecha, pero no porque fue miembro de ese bodrio de la izquierda gatopardista llamado CVR.

Zurek de Somos Perú que es el alcalde de La Molina con series críticas venidas por el hoy candidato a La Molina, Carlos Villacorta.

Columbus de Fuerza Popular que no despierta ni las adhesiones del elector fujimorista o derechista de Fuerza Popular. Creo que le falta mucho, sobre todo en discurso, para ser esa derecha frontal tipo Trump u Orban, Premier de Hungría, o el joven Sebastián Kurz, Premier de Austria. Para ser sinceros a Fuerza Popular le falta mucho para tener un discurso derechista y frontal.

Reggiardo de Perú Patria Segura. Es válido recordar que esa franquicia política fue Cambio 90, el pequeño partido que llevó, por primera vez, al poder a Fujimori. Cerrando el paréntesis, a Reggiardo se le vincula mucho con la lucha contra la inseguridad, tal vez esto sea un punto bonus.

Castañeda Pardo de Solidaridad Nacional, ya todos sabemos quién es su papá. Éste fenómeno es el típico caudillaje familiar como lo fueron los Pardo, los Prado y, hoy, lo son los Fujimori. Creo que el partido del actual alcalde debió mandar a la actual Teniente Alcaldesa Patricia Juárez por su destacado rol que tuvo en la Revocatoria, del año 2013, y por ser una defensora del alcalde Castañeda. Lo que me parece bien porque eso es lealtad política.

Silva Rojas del FREPAP que es una franquicia política que representa a una secta religiosa que creyó en la resurrección al tercer día de su líder, pero que nunca sucedió, por razones obvias.

Beingolea del PPC que pretenden, supongo, recuperar espacios perdidos por el viejo partido del socialcristianismo peruano, pero que tampoco levanta muchas adhesiones del elector limeño.

Y cerramos la lista con un apellidado Gil Becerra de esa franquicia llamada Todos por el Perú que fue fundada por un otrora diputado de Acción Popular y que pretendió, felizmente no ocurrió, imponernos como Presidente de la República a otro fantoche de la izquierda gatopardista denominado Guzmala, otrora colaborador del castrochavista Humala.

¡Tremenda y difícil tarea es votar por estos candidatos tan opacos!

Obviamente yo no votaría por ningún candidato de las franquicias castrochavistas porque son una gentuza que hundiría al Perú al nivel de Cuba y de Venezuela ni por estos tránsfugas que cada elección se cambian de camiseta política por esa angurria de tener un carguito. ¡Qué tal gentuza!

Mi voto será por el candidato, que abiertamente, se oponga a la ideología de género y al marxismo cultural porque la actual batalla es la cultural.

P.D.1. Mis felicitaciones al candidato aprista en el distrito de Jesús María, Félix Manrique por el activismo vecinal y partidario que emprende y sin grandes carteles como otros.

P.D.2. ¿De dónde, tanto candidato, saca dinero para tremendos carteles y pagar a quienes los volantean? ¿Tanto alto es el sueldo de un regidor o de un gerente distrital? ¡Mejor que escriban un libro de economía titulado Cómo ahorrar para campañas millonarias!

P.D.3. El APRA debió postular a Lima porque un partido que ha sido gobierno central, dos veces, y con ese peso ideológico no debió darse el lujo de no postular a la capital de la República. @mundiario