Buscar

MUNDIARIO

¿Cuál es el verdadero imperio para Venezuela?

Venezuela que hace 30 años era el estado más rico en Sudamérica, ahora es pobre por la mano y obra de 18 años de chavismo.

¿Cuál es el verdadero imperio para Venezuela?
Los hermanos Castro, en The New York Times en 2015.
Los hermanos Castro, en The New York Times en 2015.

Firma

Renatto Bautista Rojas

Renatto Bautista Rojas

El autor, RENATTO BAUTISTA ROJAS, analista político y columnista de MUNDIARIO, entre otros medios, es licenciado en Ciencia Política por la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV). Es Maestro en Gestión de Políticas Públicas por la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV). Es autor de los libros Medios de comunicación y política en el siglo XXI. El poder tras bambalinas (2015) y A la luz de la sombra: De Bello Gallico (2018). @mundiario

Roma, España y Reino Unido fueron grandes imperios, hoy lo es Estados Unidos, pero no es el único imperio que existe en la actualidad. Todo imperio lo es, por su preponderancia económica, ideológica (o cultural) y militar respecto a otros estados. El verdadero imperio es Cuba, sí, la Cuba de la monarquía dizque socialista de los hermanos Castro. ¿Por qué Cuba es el verdadero imperio? Sencillo porque su proyecto de sociedad “perfecta” lo pretenden y lo han exportado a otros estados. Desde la toma de poder, el dictador Castro se obsesionó con la conquista de Venezuela.

¿Por qué Venezuela? Primero por ese gran recurso que todos desean poseer que es el petróleo y por un facilismo del discurso político, por ser la patria del  supuesto libertador Simón Bolívar.

En el lejano año de 1959, Rómulo Betancourt era el Presidente Constitucional de Venezuela. Betancourt instauró un período democrático que perduró durante 40 años hasta la llegada de Hugo Chávez.

El dictador Fidel Castro financió intentonas golpistas (como El Carapunazo y el Porteñazo) para derrocar el gobierno constitucional y democrático de  Betancourt, como ninguna le resultó (felizmente), el dictador financió a guerrillas comunistas para derrocar a la otrora democracia venezolana, que era admirada y respetada ante los ojos latinoamericanos y europeos.

Siempre he creído y creo que las dos intentonas golpistas que padeció Carlos Andrés Pérez (en febrero y noviembre del año 1992) fueron planeadas y financiadas desde Cuba porque la cabecilla de éstas, fue Hugo Chávez, fiel discípulo del dictador Castro.

Con la llegada al poder de Chávez, Cuba por fin conquistó Venezuela. Tienen miles de barriles de petróleos gratis, las Fuerzas Armadas cubanas están en suelo venezolano, matando a jóvenes venezolanos y miles de médicos y profesores cubanos “exportan” el modelo “de avanzada” de los Castro.

El dictador venezolano sabe que la política de terror le permitió a los Castro mantener el poder por sesenta años, esa misma política la aplica en su país, con un saldo de más de 150 venezolanos asesinados por la dictadura castro comunista en lo que va del año 2017.

Con la conquista de Venezuela, Cuba pudo expandir el castro comunismo en varios países de América Latina, como la Argentina del matrimonio peronista Kirchner, Bolivia de Morales, Brasil de Lula y Dilma, y Nicaragua de los Ortega Murillo. Pero, el verdadero imperio también se manifestó militarmente en países africanos, con la presencia militar cubana en la guerra civil angoleña, o en la disputa por Namibia, entre la Angola comunista y Sudáfrica, y sin olvidar, la guerra entre la Etiopia comunista y Somalia.

¿Las políticas castro comunistas en la misma Cuba, en Venezuela, en Bolivia, en Nicaragua y en los lejanos países africanos de Angola y Etiopia, los convirtieron en estados tan avanzados como Alemania, Francia o Reino Unido? La respuesta es un contundente NO. Todos esos países son paupérrimos, Venezuela, que hace 30 años era el estado más rico en Sudamérica, ahora es pobre por la mano y obra de 18 años de chavismo.

El castro comunismo no permitirá que el satélite Venezuela caiga. La ilegal Asamblea Constituyente chavista está redactando una nueva Constitución que permita al dictador Maduro quedarse en el poder 60 años, como lo han hecho los hermanos Castro en Cuba. Las buenas intenciones no derrocarán la dictadura castro comunista de Maduro. 

Si alguien piensa que el dictador Maduro fácilmente dejará el poder, demuestra una supina ignorancia para la política. El verdadero imperio está más vivo que nunca y no permitirá que la Venezuela chavista caiga.