El PP se ve amenazado por una debacle que Rajoy es incapaz de parar debido a Bárcenas

Todo parece indicar que la posición política en que puede verse el Partido Popular no beneficia al PSOE, con el que los españoles muestran su desafecto, sino a UPyD.
El PP se ve amenazado por una debacle que Rajoy es incapaz de parar debido a Bárcenas

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno  

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno de España

Comparecencia tras comparecencia, la dirección del PP ha ido dando pasos en falso y creado tanta expectación con el affaire Bárcenas que las declaraciones que no aclaran nada y las auditorías sin consecuencias están dejando al PP cada día más aparcado en las expectativas de voto. Este último fin de semana han aparecido un par de encuestas en El País y en El Periódico que reflejan el gran desencanto y la rabia que sufre la sociedad española en su conjunto y especialmente el electorado del PP.

En las dos indagaciones demoscópicas vuelve a reflejarse machaconamente lo que en anteriores sondeos de opinión se convertía en tendencia visible, que la debacle del PP, que se comienza a husmear, no va a suponer una recuperación sustantiva del PSOE, sino el salto de trampolín de UPyD hacia el tercer puesto en el Parlamento, pudiendo incrementar su presencia hasta el 13,6 % de los votos.

Los hechos no pueden ser más testarudos porque se retrotraen a 1990, en el que Naseiro, tesorero del PP, obtenía financiación ilegal por cobro a una constructora, y se prolongan durante 12 largos años de forma regular y periódica hasta sumar la cantidad de 322.231 euros que se habría embolsado Mariano Rajoy de manos de un hombre que él mismo nombró como tesorero del PP.

Ahora, las comparecencias en que se sustancian tanta declaración inútil no sirven de gran paliativo para los momentos de crisis que vivimos ni para detener lo que puede ser una avalancha de papeles que sepulte al PP para varios años.

Bárcenas no va a convertirse en chivo expiatorio sin llevarse por delante a parte de la cúpula de los populares, de modo que la libreta puede ser sólo parte de las garras que el antiguo tesorero tiene recogidas y que sacará cuando llegue el momento.

El tono y el contenido de las comparecencias y, en particular, la de Mariano Rajoy, hacen sospechar que se trata únicamente de una maniobra de despiste porque no se tiene gran cosa que objetar a lo publicado por El País.

Nervios mal disimulados, porque si todo fuese un artificio, el actual Presidente de Gobierno no habría amagado, sino golpeado directamente a los periódicos involucrados en los tribunales. Como la banda de pop Golpes Bajos transmitía en el estribillo de su canción más popular son ‘malos tiempos para la lírica’, don Mariano.

El PP se ve amenazado por una debacle que Rajoy es incapaz de parar debido a Bárcenas
Comentarios