El mito de las dos Españas nunca fue totalmente cierto, ni antes ni ahora

Muerte de un miliciano es una de las fotografías más conocidas de la Guerra Civil española y fue tomada por Robert Capa el 5 de septiembre de 1936.
Muerte de un miliciano es una de las fotografías más conocidas de la Guerra Civil española y fue tomada por Robert Capa el 5 de septiembre de 1936

Fue Antonio Machado quien dijo aquello de "una de las dos Españas ha de helarte el corazón" pero esas Españas solo existieron en la cabeza de intelectuales comprometidos y políticos.

El mito de las dos Españas nunca fue totalmente cierto, ni antes ni ahora

Tuve un abuelo concejal en el primer ayuntamiento republicano de La Coruña, al que le expropiaron hasta los colchones, y otro anarquista, un tío abuelo que pasó seis años en la cárcel por haber sido Teniente de Alcalde republicano en Lugo y otro al que Falange le dio el paseíllo y arrojó su cadáver a una cuneta. Mientras mi suegro luchaba por su vida en el bando nacional  en el frente del Ebro con 16 años y sin saber nada de política, mi padre cumplia un servício militar de seis años en el Gobierno Militar en Coruña. Mi tío luchó en Leningrado con la División Azul que supuestamente defendía el mundo del comunismo que ejercía Stalin de la manera más cruel inimaginable, 50.000 voluntarios de los que muchos querían ganarse el pan y volver a casa. 

Así era el mundo en aquella época donde solo se podía elegir entre una dictadura fascista o una dictadura comunista, unos vendiendo la idea de que el orden y la disciplina era lo único que podría acabar con el paro y el hambre como había demostrado Alemania en seis años, y otros que la dictadura comunista había llevado a Rusia al paraíso que anunciaba la Internacional, esto cuando aún no había trascendido los crueles asesinatos de la tiranía implantada por Lenin y llevada a la locura de 20 millones de asesinatos con Stalin, como tampoco se sabía de los asesinatos selectivos realizados por mandato de Hitler. Cuento esto porque en mi familia, pese a su diversidad siempre hubo concordia y solidaridad ya que somos fruto de las circunstancias. En casa de mi abuelo socialista, republicano y ateo, vivía mi abuela apolítica y católica como sus hijos e hijas, una casa donde todo el mundo era bien recibido sin mirar su ideología. Se enfrentan las ideologías y las ideas cuando se discute, pero no las personas. En casa entraba hasta un coronel que vivía dos pisos más abajo y jugaban todos al ajedrez porque buenas personas hay en todos los bandos. Nunca vi dos Españas ni entre los amigos, los niños de la calle o del colegio o sus padres.

Las dos Españas estaban en la cabeza de los líderes políticos animados por intelectuales que se veían obligados a tomar partido por el clima de crispación que se había creado desde la crisis de 1929, pero no en la calle aunque si existía entonces conciencia de clase, la trabajadora y la burguesa. Los campesinos y pequeñas poblaciones eran más conservadoras y en las grandes urbes se fomentaba el cambio, algo que acaba de suceder en Estados Unidos con Trump y nadie dice que haya dos Américas. Pese al odio que fomentaban los partidos radicales que acabaron dominando España en época de guerra conviene saber que el Partido Comunista solo obtuvo 1 escaño en las elecciones de 1933 pese a que acabó controlando el bando republicano, y que Falange se quedó en 6.800 votos en 1936 pese a acabar siendo partido único y controlando la retaguardia y la posguerra hasta mediados los cincuenta. Estos dos partidos son los que se encargaron de difundir y alimentar la idea de las dos Españas que ahora se pretende resucitar.

Los españoles eramos variados pero los políticos trataron de dividirnos con agrupaciones que obligan a elegir un bando u otro, así en 1936 nos dicen que hay que elegir entre el Frente Popular, que va del centro izquierda a la extrema izquierda, dividiendo forzosamente en bandos. En la Guerra Civil había gente que luchaba por ideales que correspondían lo habían contado en la escuela, en la Casa del Pueblo, o en la catequesis, pero la mayoría simplemente luchaba donde le tocó. Los que si une al pueblo son los aspectos humanos como la quema de iglesias y matanza de religiosos, la explotación laboral, la falta de servicios sociales o el hambre, o dar el "paseíllo a gente inocente"

A pesar de la barbarie de nuestra guerra civil donde morían más personas en retaguardia que en el frente gracias a los dos partidos mencionados y de una de las tres corrientes socialistas, la de Largo Caballero, a pesar de los ensayos de Hitler bombardeando poblaciones civiles para estudiar la reacción de la gente, a pesar de los ensayos de nuevas armas desde los aviones de Mussolini que llegaron a bombardear a hileras de refugiados, a pesar de que Rusia hizo lo mismo, en España hubo reconciliación antes de 1978, desde que la gente empezó a valorar la paz, de hecho recuerdo que cuando se conmemoran los 25 años de paz los hijos de ex combatientes oíamos cada día aquello de "ojalá nunca tengas que conocer una guerra", "ojalá  nunca tengas que pasar lo que pasamos nosotros", y cosas así. Hoy 80 años después seguimos sin conocer una guerra gracias a ellos.

Carece de sentido seguir hablando hoy de dos Españas, de memoria histórica o de franquismo por quienes no lo vivimos. Mucho peor fue el bombardeo sobre Dresde con la guerra ganada por los Aliados y donde solo había niños y mujeres (35.000 muertos) y peor aún las dos bombas atómicas sobre poblaciones civiles en Japón (250.000 muertos), y han pasado página como la pasó Rusia, líder en asesinatos hasta por hambre intencionada, las dos Alemanias o la Europa del Este. Estamos removiendo algo que ya estaba enterrado, el odio, primero en Cataluña y ahora pretendiendo extenderlo a toda España. En el servicio militar conocí comunistas, anarquistas y franquistas y nadie se odiaba aunque unos veían un peligro en el comunismo y otros en el franquismo, pero no a las personas ¿Cómo hemos llegado a este enfrentamiento que en lugar de ser ideológico es hacia las personas que siguen una ideología? ¿Por qué en Alemania y otros países de Europa gobiernan derechas con izquierda y el centro y en España hay que elegir entre bloques? ¡Ojalá nunca haya dos Españas! @mundiario

El mito de las dos Españas nunca fue totalmente cierto, ni antes ni ahora
Comentarios