Buscar

MUNDIARIO

El Gobierno eleva sus discrepancias con el PP y Cs por las protestas en Cataluña

El Ejecutivo rechaza la propuesta de los partidos de Pablo Casado y Albert Rivera, quienes exigen la dimisión del ministro del Interior debido a que en las calles catalanas no cesa la violencia tras conocerse la sentencia al próces.  
El Gobierno eleva sus discrepancias con el PP y Cs por las protestas en Cataluña
Pedro Sánchez. / Mundiario
Pedro Sánchez. / Mundiario

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

La crisis en Cataluña ha elevado la tensión en la política española. Tras cuatro días de violentas protestas en la ciudad catalana, el Partido Popular y Ciudadanos han pedido la dimisión del ministro del Interior, Fernando Grande- Marlaska, debido a su inoperancia política para solucionar este conflicto tras conocerse la sentencia al próces. Las formaciones de Pablo Casado y Albert Rivera han lanzado así un primer golpe al Ejecutivo de Pedro Sánchez, quien, si bien ha rechazado los actos vandálicos que han sucedido en Cataluña, no ha tenido mayor reacción para controlar el asunto, cuando ya estamos a pocos días de empezar la campaña electoral para el 10 de noviembre. 

“El Gobierno de Sánchez está sobrepasado. Su ministro del Interior debe dimitir. En el peor momento, cuando miles de policías se parten la cara defendiendo a los catalanes de los violentos, su máximo responsable no parecía muy preocupado”, escribió el secretario de los populares, Teodoro García Egea, en su cuenta de Twitter a primera hora, difundiendo un vídeo de Okdiario donde se observa a Grande- Marlaska despachando en un local del barrio de Chueca (Madrid) la noche del miércoles, mientras que en Cataluña se daba un incendio masivo de varios coches sin que los Mossos pudieran hacer algo contra los manifestantes. 

Siguiendo en la línea crítica al Ejecutivo, el secretario de Ciudadanos, Joan Mesquida, consideró que el titular de la cartera del Interior “no puede seguir al frente de la seguridad de todos los españoles”. Su mensaje en la misma red social fue difundido por el partido en su cuenta general. La opinión de Mesquida resulta clave ya que, antes de ser portavoz de la agrupación naranja, fue exdirector general de la Policía y la Guardia Civil con el PSOE. 

Como sea, el giro de las formaciones lideradas por Pablo Casado y Albert Rivera no sorprende. Si bien ambos políticos dieron el miércoles su respaldo a Sánchez, tras su reunión en La Moncloa, si se decide a intervenir el autogobierno catalán con el 155, no querían arriesgar su capital político por las consecuencias que dejé la crisis catalana de cara a los comicios del 10-N. Tal vez si fuese otro el contexto político, podrían haber adoptado las posiciones del PSOE y Ciudadanos cuando apoyaron al expresidente Mariano Rajoy, quien activó el artículo 155 para destituir al Gobierno catalán en octubre de 2017. 

La actual contexto resulta diferente. Casado y Rivera apuntan a quitarle el favoritismo a Sánchez en su carrera a ganar otra vez las elecciones y poner pie y medio en La Moncloa. Ambos líderes no aceptarían una nueva derrota en las urnas. Por ello, calculan cada paso a seguir en la interminable crisis en Cataluña que, cada día, suma más muertos y heridos. @mundiario