El desafío de la retórica yihadista es una amenaza para toda la región del Sahel

La posibilidad real de atentados en países europeos para quebrar su consenso político y social de apoyo a Francia en el conflicto de Mali, debe ser contemplada por sus gobiernos.
El desafío de la retórica yihadista es una amenaza para toda la región del Sahel

Islamistas destruyen un mausoleo

Islamistas destruyen un mausoleo

El desafío de la retórica yihadista es una amenaza para toda la región del Sahel. Veamos algunas claves de esta compleja situación:

Sharia, oscurantismo y crimen

La ideología de Ansar Dine, una organización islamista tuareg, la sintetizaba en sus declaraciones su portavoz, Sanda Ould Bouamama, cuando reconocía aplicar la sharia sin paliativos en el norte de Mali, que dominan junto a AQMI, la versión de Al Qaeda para la zona, y MUYAO. Habían lapidado a una pareja adúltera y afirmaba también la flagelación de los que consumían bebidas alcohólicas, la amputación de los ladrones y ser los autores de la destrucción de bienes culturales como los mausoleos de santones en Tombuctú, por considerarlos una herejía. Continuaba Bouamama expresando su desdén por la opinión pública internacional y enfatizando su dogmatismo como concepción exclusiva de la religión, similar a la impuesta por la violencia en el Afganistán de los talibanes, a los que admiran.

Este futuro es el que puede esperar a Mali y a otros países vecinos poblados por musulmanes si no se frenan las pretensiones hegemonistas que tienen esas organizaciones en toda la región del Sahel.

> Quebrar el consenso europeo

Los países occidentales no pueden permitir que esta situación se extienda con el tiempo a otros con los que mantienen importantes relaciones al norte y al sur del Sáhara, porque ello supone una amenaza directa a Europa. No se debe desdeñar la violenta retórica que usan estos grupos, que en los últimos tiempos se han adueñado de un amplio territorio, gracias a una importante acumulación de recursos económicos y engrose de sus filas.

AQMI es la organización con proyección internacional por ser la franquicia de Al Qaeda en la zona y la que está en condiciones de golpear en Europa, mientras que las otras dos, MUYAO y Ansar Din, se reservarían las funciones de actuar directamente sobre el terreno con el objetivo de imponer sus criterios a la población e implantar una tiranía teocrática.

Con el ánimo de quebrar la unidad y el consenso de la ciudadanía, no es ninguna fantasía plantearse la posibilidad de sufrir acciones terroristas en nuestros países, si el conflicto no evoluciona favorablemente para los intereses del yihadismo.

El desafío de la retórica yihadista es una amenaza para toda la región del Sahel
Comentarios