El Ejecutivo descentralizará organismos para frenar la despoblación

El presidente Pedro Sánchez y la alcaldesa Concha Andreu. / Europa Express
El presidente Pedro Sánchez y la alcaldesa Concha Andreu. / Europa Express
Para voltear esta tendencia, o al menos contenerla, el presidente del Gobierno y la presidenta de La Rioja, la socialista Concha Andreu, han firmado un acuerdo para potenciar la economía riojana y su proyección internacional.
El Ejecutivo descentralizará organismos para frenar la despoblación

El Gobierno español no está centrado solamente en Cataluña, pues ahora el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez ha escogido La Rioja, la comunidad autónoma menos poblada (313.000 habitantes, el 0,67% de la población española) y uno de los siete territorios por debajo de la densidad media nacional de habitantes por kilómetro cuadrado —61,99 personas frente al 93 estatal— para lanzar un plan de choque contra el reto demográfico.

Se trata de un problema crónico desde hace décadas, sobre todo en el interior peninsular, con Madrid convertida en un foco de atracción por su oferta de empleos y servicios que acelera la despoblación de las regiones vecinas. Es sin duda, la España vacía que desde hace meses se reivindica como la España Vaciada. Entre las medidas que contempla el Gobierno está la flexibilidad de gasto para los municipios con superávit, potenciar la implantación digital para fijar la población más joven al territorio, el "fomento" de centros de la UNED o la descentralización de los ministerios, trasladando los centros de mantenimiento de infraestructuras o de las bases de datos y documentación de los ministerios fuera de las grandes urbes. Un plan estratégico que el Gobierno quiere llevar antes de fin de año a la Conferencia de Presidentes, órgano que no se reúne desde enero de 2017, recoge este viernes El País.

En esa línea, las cifras hablan por sí solas y arrojan el desequilibrio que implica que el 90% de los 47 millones de españoles se concentren en el 30% del país: la capital, el litoral y algunas excepciones como Zaragoza, donde viven más de 650.000 personas, algo más de la mitad de los residentes en Aragón. Lo mismo sucede en Logroño, con 150.000 habitantes. El 80% de los municipios de La Rioja no superan las 500 personas. La comunidad, como las nueve que han perdido población en los últimos diez años, según ha resaltado Sánchez, afronta más retos como el envejecimiento de sus habitantes y su dispersión en extensiones muy amplias, lo que encarece el mantenimiento de los servicios públicos. Otro dato que refleja el gravedad de la despoblación: el 48% de los más de 8.000 municipios españoles tiene menos de 10 habitantes por kilómetro cuadrado.

Ahora bien, para voltear esta tendencia, o al menos contenerla, el presidente del Gobierno y la presidenta de La Rioja, la socialista Concha Andreu, han firmado un acuerdo para potenciar la economía riojana y su proyección internacional. Después se ha celebrado la primera reunión de la Comisión Delegada para el Reto Demográfico. La intensión es que se celebren cada mes y medio fuera de Madrid. “Los ciudadanos nos reclaman cohesión. La cohesión es igualdad entre territorios”, ha afirmado Sánchez dos días después del primer encuentro de la mesa de diálogo sobre Cataluña en La Moncloa. @mundiario

El Ejecutivo descentralizará organismos para frenar la despoblación
Comentarios