EH Bildu rompe su techo electoral con sus mejores resultados este 21A

Pello Otxandiano, candidato de EH Bildu a las elecciones vascas. / RR.SS.
Pello Otxandiano, candidato de EH Bildu a las elecciones vascas. / RR.SS.
La coalición abertzale empata en la primera posición con el PNV con 27 escaños, confirma su tendencia ascendente desde el fin de la violencia y se consolida como alternativa de izquierda.
EH Bildu rompe su techo electoral con sus mejores resultados este 21A

En las elecciones vascas de este domingo, EH Bildu ha logrado un hito histórico al empatar en escaños con el PNV por primera vez en unos comicios autonómicos en el País Vasco, a pesar de quedar por detrás en votos. Los sondeos previos anticipaban este avance, reflejado en el aumento considerable de escaños de la formación abertzale, que ha pasado de 21 a 27 y ha experimentado un crecimiento en el número de votos, elevándose del 28 % al casi 32 % de las papeletas.

Estos resultados confirman la tendencia ascendente continuada de EH Bildu en cada cita electoral desde el cese de la violencia de ETA en 2011. En las elecciones generales del año pasado, la formación empató en escaños con el PNV (y obtuvo uno más en Navarra) y estuvo a escasos 1.000 votos de superarlos en votación. También destacó su triunfo en las elecciones municipales de mayo de 2023, donde superó al PNV en concejales y se posicionó como la primera fuerza en 104 de los 251 municipios vascos.

A pesar de estos logros, es poco probable que el candidato abertzale, Pello Otxandiano, sea designado lehendakari. El PNV tiene la posibilidad de renovar su coalición con el PSE, una intención declarada por ambos partidos, mientras que los socialistas han rechazado públicamente cualquier pacto con EH Bildu, liderado por Arnaldo Otegi. Sin embargo, durante la campaña electoral, los abertzales han reiterado su “paciencia estratégica”, apostando por un enfoque a largo plazo que les permita ser considerados como una fuerza alternativa de gobierno, independientemente de los resultados inmediatos.

La subida notable de EH Bildu ha sido especialmente destacada en Álava, donde se convirtieron por primera vez en la primera fuerza política. En la provincia menos poblada del País Vasco, los abertzales han superado al PNV, que fue el ganador en 2020. También han obtenido la victoria en Gipuzkoa, donde los jeltzales lideraron en 2020, aunque es el territorio con un mayor apoyo histórico a la izquierda abertzale. En Bizkaia, histórico feudo del PNV, EH Bildu ha recortado distancias, quedando a solo tres escaños de diferencia con el partido dominante.

Absorción de Podemos

Con estos resultados, EH Bildu se consolida como la principal fuerza de la izquierda en el País Vasco, incrementando su número de escaños en seis respecto a las últimas elecciones, coincidiendo con la pérdida de representación de Elkarrekin Podemos, que ha desaparecido del Parlamento Vasco. Sumar, por su parte, ha obtenido un escaño, mientras que el PSE-EE ha ganado dos más que en las elecciones anteriores, y el PP ha aumentado su representación de seis a siete escaños. Vox, por otro lado, ha mantenido un diputado.

A pesar de que el PNV ha mantenido su hegemonía en términos de votos, pasando de 31 a 27 escaños, la coalición abertzale se consolida como una alternativa sólida en el panorama político vasco.

El discurso de Bildu

La estrategia de EH Bildu, que ha permitido su crecimiento progresivo, se ha centrado en temas sociales por encima de la cuestión identitaria, tradicionalmente vinculada a la izquierda abertzale, relegando esta última a un segundo plano durante la campaña electoral.

Los líderes de Bildu han dado protagonismo en sus discursos a cuestiones como Osakidetza (sistema público de salud) y la vivienda, preocupaciones prioritarias para los ciudadanos vascos, mientras que las reivindicaciones nacionales y la independencia vasca han sido apenas mencionadas.

Este enfoque pragmático ha sido atribuido al candidato a lehendakari, Pello Otxandiano, quien era relativamente desconocido para el público en general hasta esta campaña, pero se ha destacado como uno de los principales artífices del cambio estratégico en EH Bildu hacia una agenda más centrada en los problemas cotidianos de la sociedad vasca. @mundiario

Comentarios