Buscar

MUNDIARIO

EE UU sigue reaccionado más rápido que la UE

Mientras Europa está a la espera de las decisiones de la cumbre del jueves, Estados Unidos toma la delantera. El Congreso ya ha acordado la aprobación del plan de rescate económico más potente de la historia, con casi dos billones de dólares en ayudas a empresas y ciudadanos.
EE UU sigue reaccionado más rápido que la UE
Congreso de EE UU. / americadigital.com
Congreso de EE UU. / americadigital.com

Mario Gontade

Colaborador.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, promete solidaridad a España y apoya la idea del plan Marshall planteada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aunque la enmarca en el futuro presupuesto de la UE (2021-2027). Lo hace en una entrevista concedida al diario El País en vísperas de la cumbre europea de este jueves 26 de marzo, en la que se espera que los 27 socios de la UE fragüen una respuesta común a la catástrofe económica en ciernes.

"La idea de un plan Marshall –explica también Ursula von der Leyen– es que necesitamos una gran inversión en la UE y en los Estados miembros. Y la mayor señal de solidaridad y la mejor manera de invertir en Europa es el presupuesto de la UE. Por eso agradezco a España el impulso, que va a favor de que dispongamos de un poderoso presupuesto comunitario, que es el mejor instrumento de solidaridad. Para invertir en el futuro y en las prioridades adecuadas. Felicito a España, por tanto, por la propuesta."

Mientras Europa está a la espera de las decisiones de la cumbre del jueves, Estados Unidos toma la delantera. El Congreso de EE UU ya ha acordado la aprobación del plan de rescate económico más potente de la historia, con casi dos billones de dólares en ayudas a empresas y ciudadanos para tratar de contener la crisis del coronavirus y el parón de la actividad que supone esta pandemia. La Reserva Federal fue por delante del BCE y ahora el Congreso de EE UU se anticipa a la cumbre de la UE.

El acuerdo entre la Casa Blanca y los republicanos, por un lado; y la oposición demócrata, por otro, llegó tras solo cinco días de intensas negociaciones. En Europa van más despacio. Y eso que la propia Ursula von der Leyen admite que "ningún país de la UE puede superar esta crisis por sí solo", si bien "juntos" podrán desarrollar "la fortaleza" no solo para luchar contra el virus sino también para recuperar el vigor de su economía.

Preguntada sobre qué puede esperar de Bruselas la sociedad española más allá de buenas palabras, la presidenta de la Comisión Europea responde: "Dos cosas muy concretas. En primer lugar, en la lucha contra el virus, España necesita desesperadamente equipamientos de protección, como máscaras o guantes. Y en ese terreno tengo buenas noticias. Con la licitación conjunta que hemos organizado para comprar material con 25 Estados miembros, entre ellos España, se han cubierto todas las necesidades planteadas e, incluso, hemos conseguido más material del que necesitábamos. Así que España, como otros Estados, puede acceder ahora a la cantidad de material que había solicitado y podrá distribuirlo en los hospitales. Y en el terreno económico, hemos relajado las normas de ayudas públicas de Estados y, por el momento, eso permitirá autorizar medidas del Gobierno español por valor de hasta 20.000 millones de euros, que darán apoyo a pequeñas y medianas empresas y a trabajadores autónomos."

De momento se sabe que los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea acordaron proponer al Consejo Europeo que la respuesta financiera a la catástrofe de la covid-19 sea que los países que lo necesiten recurran a un préstamo del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). Una solución complicada para España, muy endeudada. En la práctica se trataría de un rescate, lejos de aplicarse un plan de salvación basado en eurobonos. @mundiario