Buscar

MUNDIARIO

EE UU responde a las amenazas de Irán al mandar más tropas a Arabia Saudí

La medida se concreta a solo días de que el presidente Trump anunciará la retirada de tropas norteamericanas de Siria y confesará que “nunca debieron meterse en Oriente Próximo”.

EE UU responde a las amenazas de Irán al mandar más tropas a Arabia Saudí
Donald Trump, presidente de EE UU; y Hasán Rohaní, presidente de Irán. RR SS.
Donald Trump, presidente de EE UU; y Hasán Rohaní, presidente de Irán. RR SS.

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

El Gobierno de EE UU sigue con su pulso político contra Irán. La Administración de Donald Trump aviso de que enviará más tropas a Oriente Próximo para resguardar la seguridad nacional de Arabia Saudí ante las eventuales hostilidades que pueda realizar Teherán. De hecho, Washington y Riad responsabilizan al país musulmán de los últimos bombardeos a petroleras saudís el pasado 14 de setiembre.

La presencia norteamericana en Arabia Saudí será de 2.000 efectivos. Este comando se encargará de responder cualquier ataque de Teherán, que ha denunciado este viernes ha denunciado un ataque con misiles contra uno de sus petroleros en el mar Rojo, frente a las costas saudíes. De acuerdo al Pentágono, el despliegue militar más numeroso de los tres que ha realizado Washington en el país asiático.

Como sea, la medida de EE UU se contradice a lo anunciado por Trump. El domingo por la noche, el inquilino de la Casa Blanca enfatizó que tenía toda la disposición de retirar a medio centenar de soldados desplegados en el norte de Siria, despejando el paso a los ataques de Turquía contra las milicias kurdas que han sido valiosas aliadas de Washington en su lucha contra el Estado Islámico en la zona. Sin embargo, la decisión provocó rechazo en los aliados de EE UU como el Reino Unido y Francia; así como generó una ruptura al interior del Partido Republicano.

“Es hora de traerlos de vuelta a casa, hemos hecho nuestro trabajo, hemos derrotado a todos los que debíamos derrota”, reiteró Trump este mismo jueves por la noche, en un mitin. Lo cierto es que EE UU considera la amenaza de nuevos ataques de Irán en la región continúa siendo alta. La amenaza de Irán, sumada a la cooperación energética y a la compra de armas, ha fortalecido la relación entre Washington y Riad, más allá de sus diferencias sobre la guerra en Yemen. @mundiario