Republicanos y demócratas cierran acuerdo presupuestario sin ley para los dreamers 

Mitch McConnel (centro) y John Cornyn, de la bancada republicana en el Senado. / Facebook.
Mitch McConnel (centro) y John Cornyn, de la bancada republicana en el Senado. / Facebook.

El pacto contempla un incremento sustancial en los fondos para el Pentágono pero deja al borde de la deportación a los más de 800.000 inmigrantes ilegales que amparaba el programa DACA.

Republicanos y demócratas cierran acuerdo presupuestario sin ley para los dreamers 

El futuro de los dreamers sigue estando en el aire. Republicanos y demócratas cerraron este miércoles un acuerdo presupuestario en el Senado que, entre otras cosas, aumenta el techo de gasto en 300.000 millones de dólares durante dos años y pone al borde de la deportación a los inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos siendo apenas unos niños.

El acuerdo llega para aliviar una crisis que se había encendido el mes pasado por falta de acuerdo entre ambas élites políticas y que llevó al cierre parcial del Gobierno de Donald Trump por 60 horas. Los demócratas habían prometido defender a toda costa el futuro de los soñadores y por eso para salvar el escollo, el pasado 23 de enero forjaron una propuesta con los republicanos: prorrogar la financiación hasta el 8 de febrero y hallar un acuerdo migratorio para la fecha.

Sin embargo, los plazos estaban a punto de cumplirse, el reloj volvía a jugar en contra y el debate seguía estando en el aire. Así, ambas partes encontraron la solución: dejar fuera justo aquello que iba a centrar la discusión, es decir, a los dreamers.

Protesta en apoyo a los dreamers. Twitter

Protesta en apoyo a los dreamers. / Twitter

Dejando de lado esta espinosa cuestión, vale la pena destacar que el pacto, que ahora debe ser refrendado en la Cámara de Representantes, permite evitar otro cierre de la Administración federal y pone fin a una larga tradición de renovaciones temporales. En un principio se nota como vencedores a ambos contendientes. 

En ese sentido, según detalla el diario español El País, el nuevo compromiso entierra la provisionalidad presupuestaria, cuyo ciclo de inestabilidad condujo al cerrojazo administrativo del pasado 20 de enero. Además, el acuerdo aumenta el techo de gasto en casi 300.000 millones en dos años: 165 millones irán a gasto militar, y otros 131 millones, a otros apartados, entre ellos infraestructuras (20.000 millones), crisis de los opioides (6.000 millones), salud infantil (5.800 millones) y veteranos (4.000 millones).

Pero el precio de todos estos beneficios parece demasiado costoso. En esa línea, la líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dejó claro -horas antes de que se conociera el acuerdo-, que no apoyaría ningún texto que no salvara a los inmigrantes indocumentados de la deportación. Con este antecedente, el naufragio del acuerdo vuelve a aparecer entre las opciones, aunque es preciso tener en cuenta que un bloqueo de la minoría demócrata en la Cámara Baja no implicaría el fin del acuerdo. La cuestión es sencilla: para que una iniciativa de este tipo pueda prosperar es necesario contar con la mayoría absoluta. Y solo la eventual deserción de republicanos contrarios a un aumento del gasto público colocaría al partido contra las cuerdas.

La Casa Blanca, consciente de este peligro, ha reiterado su "compromiso" con la cuestión migratoria. Mientras el líder conservador en el Congreso, Paul Ryan, prometió una ley específica que proteja a los soñadores. Esa norma de la que tanto se ha hablado durante años. @mundiario

Republicanos y demócratas cierran acuerdo presupuestario sin ley para los dreamers 
Comentarios