Buscar

EE UU ordena retirar parte de su personal en Cuba a causa del misterio de los ataques sónicos

La nación además ha suspendido indefinidamente la emisión de visados a cubanos y ha pedido a los ciudadanos norteamericanos que no visiten la isla.

EE UU ordena retirar parte de su personal en Cuba a causa del misterio de los ataques sónicos
Embajada de EE UU en Cuba. / cu.usembassy.gov
Embajada de EE UU en Cuba. / cu.usembassy.gov

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Sociedad y la edición AMÉRICA. @mundiario

Las relaciones entre Estados Unidos y Cuba vuelven a estar al borde de un abismo. La reapertura de la Embajada norteamericana en La Habana en 2015, un hecho histórico que cambió el rumbo de un conflicto entre dos viejos enemigos, ha quedado enterrada para dar paso a una nueva batalla. El Departamento de Estado ha ordenado retirar a su personal no esencial del centro diplomático de la isla y además, ha suspendido indefinidamente la emisión de visados a cubanos, debido al misterioso caso de los ataques sónicos que ha afectado a más de veinte diplomáticos estadounidenses, dejando secuelas realmente graves como traumatismos cerebrales o pérdida de la audición.

Según ha informado la agencia The Associated Press (AP), tras la nueva medida se marchará el 60% del personal en función, además de sus familiares, con el fin de "minimizar el número de personal estadounidense con riesgo de quedar expuestos" a los atentados, tal como ha explicado un alto funcionario del Departamento de Estado.

Asimismo, se ha detallado que la orden estará en vigencia "hasta que Cuba pueda garantizar la seguridad del personal" estadounidense en la isla. Mientras tanto, las autoridades han pedido a los turistas estadounidenses que no visiten La Habana. Aunque los representantes del gobierno de Raúl Castro han destacado que más allá de los 21 diplomáticos, ningún otro ciudadano ha sido víctima de daños acústicos.

Por su parte, el Gobierno cubano ha señalado como una acción "precipitada" la decisión de retirar parte del personal de la Embajada, al tiempo que ha reafirmado su voluntad de continuar con "la cooperación activa entre las autoridades de ambos países" para esclarecer el polémico caso. Mientras que, representantes republicanos han condenado que la medida no esté acompañada de penalizaciones a Cuba por los ataques sufridos. "Es una vergüenza que el Departamento de Estado retire a la mayoría del personal de la Embajada de Cuba pero Castro pueda mantener cuantos quieras en Estados Unidos", escribió en su cuenta en la red social Twitter, el poderoso senador Marco Rubio, reconocido por su solida postura anticastrista.

 

La confusión sigue reinando. En La Habana las alertas continúan encendidas y el FBI intenta sacar adelante su exhaustiva investigación, aunque sin mucho éxito. El motivo y el origen de los ataques sónicos continúa siendo un enigma. Las teorías en torno al tema son variadas, aunque han sido dos las que han tomado mayor fuerza: la primera, que disidentes del aparato de inteligencia cubano ejecutaron los ataques sónicos para boicotear el deshielo entre Washington y La Habana. La segunda, que ha tenido un repunte en los últimos días, apunta hacia un tercero como responsable. Se habla principalmente de los rivales de EE UU: Rusia, Irán o Corea del Norte. Pero la realidad es que nada esta claro y la tensión diplomática solo sigue en ascenso. 
 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.