EE UU intensifica su presión contra Maduro e impone un nuevo bloqueo financiero

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / RR SS
Donald Trump, presidente de Estados Unidos y Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / RR SS

El presidente de Estados Unidos ha firmado este viernes una orden ejecutiva con la que prohíbe las negociaciones y emisiones de deuda y de bonos por parte de la petrolera estatal PDVSA.

EE UU intensifica su presión contra Maduro e impone un nuevo bloqueo financiero

Donald Trump se endurece en su posición ante el gobierno de Nicolás Maduro. El mandatario estadounidense no se cede ante los reiterados pedidos de diálogo de su homologo venezolano y este viernes ha firmado una orden ejecutiva con la que prohíbe la compra de bonos públicos y deuda del Gobierno de Venezuela y la petrolera estatal, PDVSA, en una jugada que busca claramente bloquear la economía de la nación y el financiamiento del régimen chavista.

Por medio de un comunicado la Casa Blanca señaló que la dictadura de Maduro “continúa privando a los ciudadanos venezolanos de alimentos y medicinas, apresando a líderes políticos opositores, además la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y la decisión de que esta asuma competencias de la Asamblea Nacional, representan la ruptura del orden constitucional en el país”, por lo que la medida recién adoptada por Trump busca principalmente evitar que “el sistema financiero de EE UU sea cómplice del régimen de Maduro”.

La exportación e importación de petróleo entre ambos países estará libre de sanciones, así como el comercio de otros bienes, y las acciones económicas relacionadas con la ayuda humanitaria.

La misiva también indica que existirán ciertas licencias que funcionen como excepciones para "mitigar el daño al pueblo estadounidense y venezolano”. En ese sentido, el Departamento del Tesoro “emitirá licencias generales que permiten transacciones que de otra manera estarían prohibidas por la orden ejecutiva", según reza la nota.

En la comunicación el gobierno de Trump acusa tajantemente a Maduro de premiar y enriquecer a funcionarios corruptos del aparato de seguridad con el único motivo de permanecer en el poder: "La mala administración de Maduro y el saqueo desenfrenado de los bienes de su nación ha llevado a Venezuela más cerca del impago. Sus funcionarios ahora están recurriendo a esquemas opacos de financiamiento y liquidando los activos del país a precios de liquidación". 

Por su parte, las reacciones en Caracas no tardaron en aparecer. El canciller venezolano Jorge Arreaza calificó la decisión estadounidense como “la peor agresión en los últimos 200 años, desde que el imperio español fuera desafiado por Simón Bolívar” y aseguró que junto al Jefe de Estado venezolano tomaría las medidas que estén a su alcance para “evitar que estas sanciones afecten a los venezolanos”. "No son sanciones contra individuos, son contra la economía y contra el pueblo venezolano”, señaló Arreaza.

Junto con las recientes medidas, Estados Unidos reiteró su llamado al Gobierno de Venezuela para que restituya el orden democrático de la nación. “Seguimos de pie con el pueblo de Venezuela en estos tiempos difíciles”, concluye el comunicado. 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.

 

EE UU intensifica su presión contra Maduro e impone un nuevo bloqueo financiero