Buscar

MUNDIARIO

EE UU fija un plazo a Nicolás Maduro para que deje el poder en Venezuela

La Administración de Donald Trump le ha advertido al dictador chavista que podría terminar como el expresidente panameño Manuel Noriega o los narcotraficantes Pablo Escobar o “el Chapo” Guzmán si no deja el gobierno. 
EE UU fija un plazo a Nicolás Maduro para que deje el poder en Venezuela
Donald Trump y Nicolás Maduro, presidentes de Estados Unidos y Venezuela, respectivamente. / El Heraldo.
Donald Trump y Nicolás Maduro, presidentes de Estados Unidos y Venezuela, respectivamente. / El Heraldo.

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

A pesar de que la propagación del COVID-19 abarca la agenda global, los Estados Unidos sigue con su ofensiva política contra Venezuela. La Administración de Donald Trump le ha advertido al dictador chavista Nicolás Maduro que si no deja el poder en las próximas semanas, entonces tendrá el mismo final del expresidente panameño Manuel Noriega o los narcotraficantes Pablo Escobar o “el Chapo” Guzmán. 

El director para América Latina del Consejo de Seguridad Nacional, Mauricio Claver Carone, fue el encargado de vaticinar lo que se le vendría a Maduro. “En Venezuela, tenemos una particularidad que no hemos tenido desde la década de los 80 en Panamá: un personaje que usurpó los poderes de un Estado y los puso al servicio del narcoterrorismo. Lo vimos con Noriega en los años 80 y lo estamos viendo actualmente con Nicolás Maduro en Venezuela, eso crea una amenaza a sus vecinos y a Estados Unidos”, dijo el canal EVtv.

El asesor más cercano a Donald Trump para asuntos del continente americano dijo insistió en que “nuestro deseo para Venezuela es una transición pacífica y democrática y por eso el Departamento de Estado ha dado nuevamente una propuesta diplomática muy generosa, demasiado generosa, para esta salida pacífica”.

“Estamos en una coyuntura que es cooperación o confrontación. No es el momento de bravuconerías, sino del sentido común que dicta que nadie que se haya confrontado a la Justicia norteamericana ha salido bien. Hay una salida buena y pacífica si existe la cooperación. La confrontación, haya sido con Manuel Noriega, Pablo Escobar o el Chapo Guzmán, nunca termina bien”, lanzó. 

El mensaje de Washington a Maduro es un tómalo o déjalo en sentido diplomático. “Nicolás Maduro debe arrepentirse de todas las oportunidades que ha tenido en el último año. Su situación de aquí a 3 o 6 meses no va a mejorar, es imposible. Aquí no hay un panorama para que la situación para Maduro mejore. La oportunidad que se le está presentando es generosa, factible, y se puede llevar a cabo con cooperación. Si lo que busca es la confrontación, ningún modelo tiene un final feliz para ellos”, apuntó.

Como sea, el Departamento de Estado norteamericano ofreció un plan para la liberación de los presos políticos y la convocatoria a elección libres y democráticas en las que podría participar el propio Maduro. La Justicia estadounidense acusó formalmente a Nicolás Maduro y algunos de los jerarcas del régimen de liderar el Cártel de los soles, una organización narcoterrorista que ha traficado miles de toneladas de droga. @mundiario