EE UU emite una alerta ante posibles ataques terroristas domésticos

Los agitadores trumpistas durante el asalto al Capitolio de EE UU el 6 de enero. / CNN
Los agitadores trumpistas durante el asalto al Capitolio de EE UU el 6 de enero. / CNN
Estados Unidos continúa en permanente vigilancia contra el terrorismo, lo que podría volver a convertir a su capital, Washington DC, en un territorio sitiado militarmente.
EE UU emite una alerta ante posibles ataques terroristas domésticos

El peligro sigue acechando. La mayor potencia mundial sigue aún alterada y trastocada por los hechos de violencia, anarquía y obstrucción a la democracia que sacudieron al país el 6 de enero. La juramentación de un nuevo mandatario, la instalación de un nuevo Gobierno y la ejecución de decretos que buscan enterrar el legado de Donald Trump no han sido suficientes para evitar que el extremismo convierta a Estados Unidos en una zona de guerra civil.

Y es que una semana después de que Joe Biden tomara posesión de su cargo como presidente de Estados Unidos y de que Washington fuera una fortaleza militar erigida bajo un estado de emergencia por la Guardia Nacional ante posibles disturbios, el Departamento de Seguridad Interior ha emitido este miércoles una alerta al público sobre “el riesgo creciente de ataques por parte de extremistas violentos motivados por la ideología” y la llegada al poder del presidente demócrata. 

Inducir el caos político para intentar una asonada que sea impulsada por las milicias civiles que apoyan al movimiento ultranacionalista del trumpismo, es lo que alimenta los planes conspirativos de oscuras sectas políticas-sociales cuyo objetivo se centra en controlar y liberar al Estado de una supuesta élite de comunistas-globalistas. Al menos eso es lo que creen y profesan grupos como QAnon y el movimiento Proud Boys, que han sido tildados por los organismos de inteligencia estadounidenses como una amenaza a la seguridad nacional. 

Y aunque ya Estados Unidos no se enfrenta, por ahora, a los fantasmas del pasado; como el terrorismo fundamentalista islámico, sí corre el peligro de una ola de violencia y caos civil generado por actos de terrorismo interno. Ese escenario causaría un clima de ingobernabilidad que podría complicar la agenda y el proyecto de reconciliación nacional que pregona Joe Biden. 


Quizás también te interesa:

Los republicanos rechazan el segundo juicio político contra Trump en el Senado


En el comunicado que remitió a todos los departamentos de policía estatales, sin mencionar una amenaza en particular, el Departamento dijo que “actualmente reina un ambiente amenazador acentuado en todo Estados Unidos”, el cual cree que “persistirá en las próximas semanas”. Así, el DHS justifica la decisión de “hacer público el aviso tras haber consultado con fuerzas policiales y agencias de inteligencia”, señala el documento. 

EE UU continúa en permanente estado de vigilancia, lo que podría volver a convertir a su capital, Washington DC, en un territorio sitiado por el complejo aparato militar doméstico de la primera potencia global. Una era de amenazas latentes que van mucho más allá de la política, pues sin duda alguna, son la antítesis de la política y de la democracia. @mundiario

EE UU emite una alerta ante posibles ataques terroristas domésticos
Comentarios