EE UU concluye que China bloquea la investigación sobre la Covid-19

Mujer con mascarilla en Wuhan. / Mundiario
Mujer con mascarilla en Wuhan. / Mundiario
Un informe de los organismos secretos norteamericanos descartó que el virus se haya originado de un laboratorio. Sin embargo, carga contra la actuación de Pekín por obstruir el origen de la pandemia. 
EE UU concluye que China bloquea la investigación sobre la Covid-19

Se confirmó lo que era evidente. Las agencias de inteligencia de Estados Unidos concluyeron este viernes de que China bloquea la investigación para conocer el origen de la Covid-19 y, por tanto, cómo se propagó en el mundo para que se declare una pandemia sanitaria cuya duración va camino a los dos años. 

Según un resumen no clasificado, cuatro agencias de inteligencia norteamericana indicaron con poca confianza que el virus se transmitió inicialmente de un animal a un humano. En tanto, una quinta agencia cree con una confianza moderada que la primera infección humana estuvo relacionada con un laboratorio. 

A pesar de estas conclusiones, la Oficina del Director de Inteligencia Nacional no identificó qué agencias apoyaban una u otra hipótesis. Pero señaló algunos de los mismos obstáculos a los que se enfrentan la Organización Mundial de la Salud y los científicos de todo el mundo: la falta de muestras clínicas y de datos de los primeros casos de la Covid-19. 

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China, por intermedio de su director general Fu Cong, atacó la investigación estadounidense antes de publicarse. Dijo, en una sesión informativa para periodistas extranjeros, que “utilizar a China como chivo expiatorio no puede encubrir a Estados Unidos”.


Quizá también te interese:

EE UU respalda a la OMS para investigar el origen de la Covid-19

China se niega a que se investigue el origen de la Covid-19 en los laboratorios de Wuhan

La OMS denuncia que hay un bloqueo a la investigación sobre el origen de la Covid-19


“Si quieren acusar a China sin fundamento, más vale que estén preparados para aceptar el contraataque”, ha dicho para golpear las pesquisas de Washington. 

Lo cierto es que, en mayo pasado, el presidente Joe Biden ordenó una revisión de 90 días de lo que la Casa Blanca dijo que era un hallazgo inicial que conducía a “dos escenarios probables”: una transmisión de animal a humano o una fuga de laboratorio.

La Casa Blanca dijo entonces que dos agencias de la comunidad de inteligencia de 18 miembros se inclinaban por la hipótesis de una transmisión en la naturaleza y otra agencia se inclinaba por una fuga de laboratorio. 

Ayer, Biden volvió a ratificarse en sus críticas contra China por su poca colaboración para saber cómo se originó la Covid-19. 

“Existe información crítica sobre los orígenes de esta pandemia en la República Popular China, sin embargo, desde el principio, los funcionarios del gobierno de China han trabajado para evitar que los investigadores internacionales y los miembros de la comunidad mundial de la salud pública tengan acceso a ella”, ha señalado el mandatario en un comunicado.

“Hasta el día de hoy, la República Popular China sigue rechazando los llamamientos a la transparencia y reteniendo información, incluso cuando el número de víctimas de esta pandemia sigue aumentando”, ha agregado.

POCOS AVANCES

El miércoles pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) denunció que la investigación de cómo se propagó el virus en la ciudad de Wuhan, en diciembre de 2019, se encuentra paralizada y no existe mayor colaboración de China para apoyar su trabajo.

El malestar de los expertos de la OMS se hizo público en una carta difundida en la revista Nature. En la mencionada publicación, se indica que funcionarios del régimen de Xi Jinping se niegan a a compartir algunos datos en bruto, alegando preocupaciones por la confidencialidad de los pacientes. En concreto, se busca investigar a 147 personas que presentaron los primeros síntomas de la Covid-19. 

La respuesta no tardó en llegar desde China. El Gobierno publicó un comunicado en el que señalan que los investigadores de la OMS deberían “concentrarse en otras posibles vías que puedan ayudar a rastrear el origen” del Covid-19 y sugirió que se realicen estudios en otros países.  

A principios de este año, la OMS envió un equipo de expertos a Wuhan, donde se detectaron los primeros casos humanos de la Covid-19 en diciembre de 2019, para investigar qué podría haber desencadenado la pandemia que ha causado más de cuatro millones de muertes en todo el mundo, con más de 10.000 personas al día sucumbiendo a pesar de los más de 5.000 millones de dosis de vacunas administradas.

En un informe preliminar, publicado en marzo pasado, la OMS señaló que el virus probablemente saltó a los humanos desde los animales, y calificó de “extremadamente improbable” la posibilidad de una fuga en el laboratorio. @mundiario

EE UU concluye que China bloquea la investigación sobre la Covid-19
Comentarios