Educación, salud, medio ambiente: las claves del programa social de Joe Biden

Interior de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. / Lawrence Jackson / Official White House
Interior de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. / Lawrence Jackson / Official White House
La Cámara de Representantes aprueba el ambicioso paquete de medidas valorado en 1,75 billones de dólares, que ahora deberá superar una prueba más difícil: la ratificación en el Senado.
Educación, salud, medio ambiente: las claves del programa social de Joe Biden

La Cámara de Representantes de EE UU ha dado el sí al Build Back Better de Joe Bien: el ambicioso programa social que podría definir el legado del presidente estadounidense, con la reforma política más importante en materia social desde los años sesenta del pasado siglo y una inversión sin precedentes en la lucha contra el cambio climático. 

El paquete de medidas por un valor de 1,75 billones de dólares (1,5 billones de euros) ha salido adelante en la Cámara baja este viernes, después de meses de intensas negociaciones en el seno del partido demócrata, y pese al voto en contra de todo el bloque republicano: el proyecto de ley obtuvo 220 votos demócratas a favor (solo Jared Golden, de Maine, lo rechazó) y 213 republicanos en contra. Así, la norma deberá superar ahora su prueba más difícil: la ratificación en el Senado, donde demócratas y republicanos se encuentran en igualdad en escaños (50 a 50).

Educación, salud, infancia

El programa, cuyo borrador inicial llegó a presupuestarse en 3,5 billones de dólares para 10 años, contempla una reestructuración educativa para la infancia, establece la educación preescolar gratuita universal, propone una ayuda económica para el cuidado de los niños que se extiende hasta la clase media, así como una ampliación de los subsidios financieros para los estudios universitarios. Para la población adulta, el plan prevé cientos de miles de millones de dólares en apoyo a la vivienda, atención domiciliaria y comunitaria, además de un recorte a los precios de los medicamentos recetados.

El permiso de maternidad remunerado y una licencia pagada de cuatro semanas para quienes lidien con una enfermedad grave o deban cuidar de un familiar que se encuentre en estado delicado de salud, son otros de los pilares del proyecto que han defendido los congresistas demócratas.

Cambio climático 

En cuanto a la inversión para intentar reducir la huella de desastre climático en el país norteamericano, el proyecto aprobado en la Cámara baja estima un medio billón de dólares para cambiar las finanzas estadounidenses de los combustibles fósiles a energías renovables y coches eléctricos.

“La Ley de Reconstruir Mejor reducirá los costos, creará empleos y reducirá los impuestos, mientras aborda la crisis climática y hace crecer la economía de abajo hacia arriba y hacia afuera. Con su aprobación en la Cámara, estamos un paso más cerca de realizar una inversión histórica para reconstruir la clase media”, ha asegurado Joe Biden en Twitter.

 

El paquete se financiaría a coste de subir los impuestos a las rentas altas y a las empresas, que se calcula que aportarían casi 1,5 billones de dólares en 10 años. Pero los republicanos y algunos senadores demócratas centristas, como Joe Manchin o Kyrsten Sinema, temen que el proyecto social termine tocando las tasas a las clases medias y trabajadores.

Según los cálculos de la Oficina Presupuestaria del Congreso, un órgano de carácter independiente adscrito al Capitolio, el déficit neto adicional del programa alcanzaría los 160.000 millones de dólares (140.000 millones de euros) en el plazo de 10 años. “El impacto estimado en el déficit federal alcanza los 367.000 millones de dólares, pero no tiene en cuenta los 207.000 millones que la Hacienda estadounidense, según los cálculos de la oficina, obtendría de su lucha contra el fraude fiscal, con lo que el desequilibrio final quedaría en unos 160.000 millones. La Casa Blanca había estimado los ingresos de esa lucha en las arcas públicas en hasta 400.000 millones en 10 años, por eso consideraba que el plan, en total, no solo no incrementaría el déficit, sino que lo reduciría incluso”, explica Amanda Mars, corresponsal jefe de EL PAÍS en EE UU. 

El ambicioso proyecto social de la Administración de Joe Biden  todavía tiene un largo camino por superar. Los demócratas no se pueden permitir perder un solo apoyo dentro del partido de cara a la lucha en el Senado, por lo que en los próximos días se iniciará una nueva ronda de conversaciones internas. Otro de los retos es el proceso de presupuesto, que seguramente terminará por modificar el texto, haciendo que el plan regrese a la Cámara de Representantes, en caso de que sea aprobado. @mundiario


 

Educación, salud, medio ambiente: las claves del programa social de Joe Biden
Comentarios