Ecuador se considera un país que puede hablar con mucha solvencia de Derechos Humanos

Ecuador es uno de los apenas siete países –siete entre los 34 del Sistema Interamericano- que han suscrito absolutamente todos los instrumentos interamericanos de Derechos Humanos.
Ecuador se considera un país que puede hablar con mucha solvencia de Derechos Humanos

El presidente de Ecuador.

Ecuador es un país con un gobierno (y ojalá escuchen bien los medios de comunicación) que respeta profundamente los Derechos Humanos. Escúchenme bien por favor, Ecuador es uno de los apenas siete países –siete entre los 34 del Sistema Interamericano- que han suscrito absolutamente todos los instrumentos interamericanos de Derechos Humanos. Creo que es un país que puede hablar con mucha solvencia de Derechos Humanos porque es uno de los siete en todo el sistema interamericano que han firmado todos y cada uno de los instrumentos de Derechos Humanos a nivel de nuestra América, a saber: Pacto de San José, Protocolo de San Salvador, Convención de Belém do Pará, Derechos Humanos Relativos a la Abolición de la Pena de Muerte, Desaparición Forzosa de Personas, Prevenir y Sancionar la Tortura, Concesión de Derechos Civiles a la Mujer; todos firmados por este país.

Y esto, insisto, porque se ha querido posicionar la idea de que hoy es un día trágico para los Derechos Humanos. Cierta prensa “libre e independiente” (libre e independiente de sus pueblos, libre e independiente de la verdad, que solo manipula, desinforma), ha querido posicionar que criticar las evidentes falencias e incoherencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, es estar en contra de los Derechos Humanos; como ya lo hicieron con la libertad de expresión, han logrado posicionar muy bien que cuestionar los negocios dedicados a la comunicación es atentar contra la libertad de expresión; bueno, con esa lógica, entonces criticar al Presidente de la República es criticar a la democracia…

En todo caso, están en un país, queridas amigas y amigos, donde no se permite la tortura, donde no hay pena de muerte, un país que no ha invadido absolutamente a nadie, que no tiene aviones no tripulados matando selectivamente y sin juicios previos a supuestos terroristas, junto con “daños colaterales” como mujeres, niños, familias, vecinos, etcétera. En Ecuador, como en todo verdadero Estado de Derecho, se persiguen delitos, no personas, pero precisamente por ser ya un verdadero Estado de Derecho, ya nadie puede estar sobre la ley, lo cual molesta a los poderes fácticos de siempre.

(De la Conferencia del 11 de marzo de 2013 sobre el Pacto San José, en Guayaquil).

Ecuador se considera un país que puede hablar con mucha solvencia de Derechos Humanos
Comentarios