Buscar

MUNDIARIO

Los ecologistas se abren paso en las municipales de Francia, en medio de la abstención récord

Los Verdes se alzaron con Lyon y Estrasburgo, la izquierda recupera a Marsella y la extrema derecha vence en Perpiñán. El partido de Macron sufre una dura caída.
Los ecologistas se abren paso en las municipales de Francia, en medio de la abstención récord
Emmanuel Macron, presidente de Francia. / Mundiario
Emmanuel Macron, presidente de Francia. / Mundiario

Firma

Maira Perozo

Maira Perozo

La autora, MAIRA PEROZO, es periodista. Colabora en MUNDIARIO, donde también coordina MUNDIEDICIONES. Tiene experiencia en el área política, pero también como asesora y moderadora de programas de televisión. @mundiario

El primer proceso electoral en Francia, tras la pandemia, le abre el paso al movimiento ecologista de esa nación.

En ese sentido, las proyecciones tras el cierre de los colegios dan cuenta de que Europa Ecología Los Verdes (EELV) podría gobernar en ciudades como Lyon, Marsella, Burdeos y Estrasburgo.


También te puede interesar

España blinda su política migratoria de cara a la apertura de fronteras


El EELV participa en la coalición de la socialista Anne Hidalgo, que ha sido reelegida en París. La abstención récord y el fracaso de La República en Marcha (LREM), el partido del presidente Emmanuel Macron, marcan una segunda vuelta retrasada tres meses por la covid-19.

Antes de las elecciones, los ecologistas, gobernaban una sola ciudad de peso, Grenoble, ahora dan pasos y ponen presión a Macron para acelerar su prometido giro verde. El LREM se hundió en París, que hasta hace unos meses era el primer objetivo y también ha sido derrotado en Estrasburgo, donde los sondeos le daban opciones.

El partido de Macrón solo puede exhibir una victoria significativa en Le Havre, donde ganó el primer ministro, Édouard Philippe, quien no milita en el partido, y el presidente de la República debe decidir si mantenerlo o no en el cargo.

Las listas ecologistas se alzaron en ciudades, inesperadas, como Burdeos, feudo del centroderecha desde 1947, y otras de considerable peso político como Marsella, donde los conservadores llevaban 25 años al mando. Se le suman Besançon, Poitiers, Tours; nombres como Pierre Humic (Burdeos), Michèle Rubirola (Marsella) o Grégory Doucet (Lyon), hasta ahora desconocidos en la escena nacional, pero que ahora pasarán a ser figuras a tener en cuenta.

En resumen de las diez ciudades más pobladas de Francia, la izquierda ecologista controlará siete. Toulouse y Niza siguen en manos de la derecha de Los Republicanos (LR). Y en Lille, Aubry derrotó a un ecologista.

Al menos 16 millones de franceses estaban convocados en la segunda vuelta de las elecciones municipales. La participación rondó el 40%, según algunas estimaciones. Factores determinantes que marcaron el poco flujo electoral se asocian a la ausencia de mítines y campaña u otras preocupaciones en la mente de los franceses como el virus, la recesión económica o las vacaciones inminentes.

En la primera vuelta, el 15 de marzo pasado, cuando la pandemia ya golpeaba Francia y 48 horas antes del confinamiento del país, la participación fue del 44,7%. Y en la segunda vuelta de las anteriores municipales, en 2014, del 63,5%. La segunda vuelta había sido fijada para el 22 de marzo.

Sin embargo, Macron anunció el 16 de marzo la suspensión de la segunda y, decretó el confinamiento, que se prolongó hasta el 11 de mayo. Las elecciones de este 28 de junio debían marcar un cierto regreso a la normalidad en Francia, cuando la libertad de movimiento ya es total, la asistencia a la escuela vuelve a ser obligatoria y los bares y restaurantes han reabierto. De los 35.000 municipios franceses, más de 30.000 ya eligieron al alcalde en la primera vuelta, al obtener más de un 50% de votos. @mundiario