Donald Trump o el gran timador: su fundación de caridad comienza a ser investigada

Donald J. Trump. / Mundiario
Donald Trump.

Una investigación realizada por The Washington Post estima que Donald Trump usó un cuarto de millón de dólares de la Fundación Donald J. Trump para resolver sus propios problemas legales, además de comprarse regalos.

Donald Trump o el gran timador: su fundación de caridad comienza a ser investigada

En MUNDIARIO ya analizamos la Fundación Clinton, una fundación que realiza grandes obras sociales en todo el mundo y que puede verse empañada por el tipo de financiación captada para realizar esos actos de caridad. Un hecho que se ha convertido, junto al uso de su correo personal para asuntos de Estado, en la piedra en el zapato de la demócrata Hillary Clinton. Pero su contrincante, el republicano Donald Trump tampoco sale ileso de un asunto relacionado con su fundación, la Fundación Donald J. Trump

The Washington Post ha destapado lo que podría tratarse de un caso alarmante de millonarias transacciones realizadas por la fundación de Donald Trump, organización benéfica financiada casi en su totalidad por el dinero de otras personas. Según la investigación, Donald Trump hizo transferencias a causas de caridad con dinero de esta fundación pero también utilizó dinero de la fundación para gastos personales y con objetivos políticos.

The Washington Post estima que Donald Trump usó un cuarto de millón de dólares ($ 258.000) de la Fundación Donal J. Trump para resolver problemas legales. 

David A. Fahrenthold, periodista de The Washington Post que ha llevado a cabo la investigación, publica que entre algunos de los gastos de la Fundación Donald J. Trump están $ 5,000 en 2013, gastados con fondos de la fundación, supuestamente para fines de caridad, para comprar anuncios que promocionan la cadena de hoteles del magnate en programas para tres eventos organizados por un grupo de conservación de Washington DC. Y en 2014, Trump gastó $ 10,000 de dinero de la fundación para comprar un retrato de sí mismo en una recaudación de fondos de caridad. Varios años antes, Trump había utilizado $ 20,000 de la Fundación Trump para comprar un retrato diferente, también suyo, de seis pies de altura. En 2012, por ejemplo, Trump gastó $ 12,000 del dinero de la fundación para comprar un casco de fútbol firmado por el quarterback de la NFL, Tim Tebow.

Los casos de posible auto-negociación descritos por The Washington Post fueron descubiertos en las declaraciones de impuestos de la Fundación Trump. 

La investigación del fiscal en paralelo a la periodística

En paralelo a la investigación periodística, el Fiscal General de Nueva York investiga ya a la Fundación Donald J. Trump por presuntas malas prácticas. “Hemos intercambiado correspondencia con ellos. No he hecho de esto un gran asunto ni he organizado una conferencia de prensa, pero hemos revisado los registros de la Fundación Trump para asegurarnos de que cumple con la leyes que rigen las organizaciones benéficas en Nueva York”, añadió el fiscal Eric Schneiderman en el programa de CNN, ’The Lead’.

En medio de todo esto, el Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos (IRS por sus siglas en inglés) ya multó a la Fundación Donald J. Trump con 2.500 dólares a principios de este mes por hacer una donación política de 25.000 dólares a un grupo que apoyaba la campaña de la fiscal general de Florida Pam Bondi en 2013. A pesar de la multa, nunca se abrió una investigación formal. Ahora, un grupo de demócratas del Comité Judicial de la Cámara enviaron una carta este martes pidiéndole a la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, que abra una investigación por la donación de la Fundación Trump a la campaña de Bondi.

Explicar al lector que las leyes fiscales estadounidenses prohiben a las fundaciones sin fines de lucro, como la Fundación Donald J. Trump, hacer regalos políticos.

Con relación a esta donación política "pro Bondi", la oficina de la fiscal general del estado de Nueva York y la Fundación Donald J. Trump han estado intercambiando correspondencia desde junio, según informa CNN quienes han tenido acceso a una de estas cartas. Todo empezó con una carta fechada del 9 de junio de la oficina del fiscal general tanto a la campaña presidencial de Trump como a su fundación. La carta, firmada por Karin Kunstler Goldman, asistente del fiscal general, le pide información sobre la donación de 25.000 dólares a la organización “And Justice for All” —el comité de acción política pro-Bondi— incluyendo “fechas, cantidad y receptores de cualquier contribución política hechas por su organización desde el 1 de enero de 2013 a la fecha”. El tesorero de la Fundación Trump Allen Weisselberg respondió a ese requerimiento en una carta del 28 de junio, diciendo que la contribución “fue hecha por error debido a un caso de identidad equivocada que involucraba organizaciones con el mismo nombre”.

Esto es un delito

Estos casos de desvío de fondos de la Fundación Donald J. Trump para beneficios propios, de su carrera política y sus negocios, no solo es un delito según la ley de impuestos de Estados Unidos sino un timo a las buenas costumbres de la filantropía. La organización está "orquestada para operar casi totalmente con el dinero de otros donantes”, afirma David A. Fahrenthold, periodista de The Washington Post. "Si él está usando el dinero de otras personas - que donan a su fundación - para satisfacer sus obligaciones personales, entonces eso es el más flagrante ejemplo de auto transacciones que he visto en mucho tiempo", dijo dijo Jeffrey Tenenbaum , asesor de organizaciones benéficas en el bufete de abogados Venable en Washington. 

Donald Trump creó esta fundación en 1987 y su idea original fue la de donar los beneficios de la venta del libro Trump: The Art of the Deal (1987). Durante años Donald Trump fue su único donante y no consta que tenga personal remunerado trabajando en la misma. Algunos beneficiarios de la Fundación Trump no son organizaciones de caridad, sino más bien clientes, otras empresas y estrella deportivas como la tenista Serena Williams. Por cierto, recordar que la Fundación Donald J. Trump donó a la Fundación Clinton $ 100.000 en 2009.
 

Donald Trump o el gran timador: su fundación de caridad comienza a ser investigada
Comentarios