Trump no estaría conforme con el abogado que lo defiende en el impeachment

Bruce Castor es el abogado de Trump. /Twitter.
Bruce Castor es el abogado de Trump. /Twitter.
El expresidente republicano habría mostrado su disconformidad con la actuación del letrado Bruce L. Castor, quien no sustento adecuadamente la inconstitucionalidad del juicio político en el Senado. 
Trump no estaría conforme con el abogado que lo defiende en el impeachment

Donald Trump no estaría nada contento de cómo se lleva su defensa en el Senado. El expresidente habría mostrado su enojo por la actuación del abogado Bruce L. Castor, quien lo representa en el segundo juicio político o impeachment por los actos violentos sucedidos a las afueras del Capitolio, el pasado 6 de enero, por parte de una turba de seguidores suyos. Según fuentes de la prensa estadounidense, Trump siguió la jornada por televisión de su mansión en Palm Beach (Florida).

La actitud del republicano tendría sustento. En la sesión de ayer en la Cámara alta, Castor no tuvo una buena intervención. De hecho, inició con un lapsus, presentándose a sí mismo como fiscal, y continuó centrando el argumento en la libertad de expresión de Trump, cuando en realidad debía sustentar que el proceso abierto al magnate era inconstitucional y, por tanto, no podía seguir adelante. No tuvo una buena repuesta al video revelador propalado por los fiscales que mostró cómo su patrocinado incitó a la violencia contra el Congreso.

Según El País, Castor -exfiscal de Pensilvania conocido por haber rechazado el procesamiento del actor Bill Cosby, hoy condenado- forma parte de un equipo legal al que Trump fichó menos apenas 10 días antes del inicio del juicio, ya que rompió con los juristas con los que estaba trabajando en el último momento por discrepancias. El otro es David Schoen, un abogado de Georgia que defendió al exasesor Roger Stone en la investigación de la trama rusa.


Quizá te interese leer:

Los fiscales del juicio político presentan pruebas contra Donald Trump


Como sea, la primera batalla en el Senado la perdió Trump. Se aprobó la constitucionalidad del proceso contra el expresidente con 56 votos a favor y 44 en contra. De este resultado, lo sorpresivo es que seis republicanos se unieron a los demócratas. Bill Cassidy, de Luisiana; Susan Collins, de Maine; Lisa Murkowski, de Alaska; Mitt Romney de Utah; Ben Sasse, de Nebraska, y Patrick Toomey, de Pensilvania, rompieron filas con su formación. 

Sin embargo, la condena a Trump debe lograrse con 67 votos. A los demócratas les falta 11 votos, lo cual resultará complicado tomando en cuenta que el domingo podría conocerse el veredicto final. @mundiario

Trump no estaría conforme con el abogado que lo defiende en el impeachment
Comentarios