Donald Trump, un ejemplo a (no) seguir para Emmanuel Macron

Donald Trump, presidente de Estados Unidos y Emmanuel Macron, presidente de Francia. / RRSS
Donald Trump, presidente de Estados Unidos y Emmanuel Macron, presidente de Francia. / RRSS

El presidente de Francia ha utilizado la polémica decisión de su homólogo estadounidense de reconocer Jerusalén como capital de Israel para dejar claro que no quiere transitar el mismo camino. 

Donald Trump, un ejemplo a (no) seguir para Emmanuel Macron

La polémica decisión de Donald Trump de reconocer Jerusalén como la capital de Israel ha enardecido la política mundial. Una amplia mayoría de la ONU ha rechazado la declaración del presidente de Estados Unidos, el Estado Islámico ha amenazado con orquestar ataques contra la nación como respuesta a la provocación del magnate neoyorquino, y en Oriente Medio la tensión sigue reinando. Los líderes del mundo lo tienen claro: la postura del inquilino de la Casa Blanca socava el papel de Washington como mediador en el conflicto. Y ellos no están dispuestos a transitar el mismo camino. 

Así lo ha dejado claro el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien en su afán por demostrar su capacidad de ser un mediador fiable para todas las partes, ha subrayado que la medida firmada por Trump margina a EE UU en el tablero internacional. El líder del partido En Marche! estudia cada paso con cautela y se ha encargado de dejar ver que su Gobierno no comulga con los modos del jefe del Despacho Oval, al tiempo que ha evitado reconocer unilateralmente Palestina como Estado.

 

El propio Macron reconoció en una rueda de prensa conjunta con el presidente palestino Mahmud Abbas, que no quiere cometer un error similar al de su homólogo estadounidense, por lo que ha preferido mantenerse en el medio de los implicados. La jugada busca claramente reforzar a Francia en Próximo Oriente, y el líder galo es de los que ha llevado la voluntad de “hablar con todo el mundo” como bandera en medio del conflicto.

“Los americanos están marginados. Yo intento no hacer lo mismo” dijo el presidente francés. “Decidir unilateralmente reconocer Palestina, ¿es eficaz? No lo creo. Pues sería una reacción a otra decisión unilateral”, reflexionó hace poco el joven político. Y añadió: “Replicaría con un error del mismo tipo”. Así, queda claro que Donald Trump se ha convertido en un ejemplo a (no) seguir para Emmanuel Macron, quien al parecer, busca aprovechar el repliegue de Estados Unidos respecto a Israel para incrementar su influencia mundial. @mundiario

 

Donald Trump, un ejemplo a (no) seguir para Emmanuel Macron
Comentarios