La difícil formación de gobierno: ¿cómo se ha llegado a esta situación?

Presidentes de sucesivos gobiernos con el rey Juan Carlos I.
Presidentes de sucesivos gobiernos con el rey Juan Carlos I.

La política nacional funciona muy bien cuando hay bipartidismo: gobernando un partido fuerte de centro derecha o un partido fuerte de centro izquierda alternándose en el poder.

La difícil formación de gobierno: ¿cómo se ha llegado a esta situación?

La alternancia en el poder no significa no hacer oposición, pero si abstenerse si es necesario para no entorpecer la formación de gobierno o la aprobación del presupuesto. Es muy complicado gobernar adecuadamente con tantos partidos enfrentados. Pluralidad: los dos partidos principales pueden convivir con partidos nacionalistas o de extrema derecha y extrema izquierda. El problema surge cuando uno o los dos grandes partidos pierden votos y escaños a favor del resto de pequeños partidos, entonces conseguir los 176 escaños para gobernar se hace tremendamente difícil y empieza el mercadeo:

– ¿Cuánto me das para la comunidad autónoma y así votar la investidura y presupuesto?

Nos preguntamos: ¿cómo se ha llegado a esta situación? No es cuestión de echar la culpa a Tirios o Troyanos, es cuestión de análisis. Veamos:

1.- En las Elecciones Generales del 26 junio de 2016 el PP gana las elecciones pero no puede formar gobierno: el PSOE  no vota no, decide abstenerse y así PP y el señor Rajoy pueden gobernar.

2.- Debido a la corrupción del caso Gürtel, el PSOE presenta el 25 de mayo de 2018 una moción de censura contra Rajoy, que tiene el poder para antes convocar elecciones. Rajoy no lo hace, pierde la moción y debe ceder la presidencia a Pedro Sánchez.

3.- El PSOE presenta presupuestos el 3 de febrero de 2019. El PP+Ciudadanos votan no, el Congreso rechaza el presupuesto. El PSOE convoca elecciones.

4.- El 28 de abril de 2019 el PSOE gana las elecciones con 123 escaños por 66 del PP, Ciudadanos 57 y Vox 24. Para poder gobernar en minoría el PSOE necesita la abstención de algunos votos del PP, pero no están dispuestos, ni Ciudadanos, Rivera quiere dar el “sorpasso” al PP. Por los votos negativos de PP+Ciudadanos+Vox. El PSOE no puede formar gobierno y vuelve a convocar elecciones por segunda vez.

5.- El 10 de noviembre de 2019 se celebran elecciones, un total de 16 partidos logran escaño. El PSOE vuelve a ganar por segunda vez las Elecciones Generales con 120 escaños, 89 del PP, 26 de Unidad Podemos, 24 de Vox y 10 de Ciudadanos. Batacazo de Rivera que dimite, el partido pierde 47 escaños, se desmorona.

PSOE y PP no logran ponerse de acuerdo para unas pocas abstenciones para formar gobierno y no ir al desastre de unas terceras elecciones. El PSOE, a pesar de haber dicho no, se vio obligado, empujado, a formar gobierno con Unidas Podemos con los votos de regionalistas y nacionalistas: primer gobierno de coalición, terminando con el bipartidismo alternando desde las primeras elecciones de 1977.

La oposición reacciona  con toda clase de insultos y malos modos. Se acusa al gobierno de ilegítimo, de gobierno Frankenstein, de gobierno social comunista. De la crispación se pasa a un enfrentamiento total, la confrontación sube desmesuradamente de tono, broncas continuas en el parlamento donde los políticos se insultan y se pierden en disquisiciones sin resolver los problemas reales, endémicos de los españoles: el paro, le enseñanza, la renovación industrial, Cataluña.

Resumiendo: La posición ideal sería dos partidos fuertes y alternancia en el poder cuando ganara uno u otro, con la abstención del que pierda. El bipartidismo da estabilidad política, sin ello, formar gobierno es una tarea tremendamente complicada. @mundiario

La difícil formación de gobierno: ¿cómo se ha llegado a esta situación?
Comentarios