Diferencias en el Ejecutivo por la ley de libertad sexual y la reforma del Código Penal

Irene Montero, ministra de igualdad. / Mundiario
Irene Montero, ministra de igualdad. / Archivo Mundiario
Desde la vicepresidencia primera, que controla lo que va al Consejo de Ministros, limitaban la importancia de este choque, señalando que la discusión técnica entre ministerios es habitual en todas las leyes y esta no es una excepción.
Diferencias en el Ejecutivo por la ley de libertad sexual y la reforma del Código Penal

El Ejecutivo de coalición atraviesa una crisis derivada de la futura ley de libertad sexual, que promueve el Ministerio de Igualdad encabezado por Irene Montero, de Unidas Podemos. En ese sentido, uno de los aspectos que contempla esa ley, prevista como una norma integral que abarca cambios en muchos niveles, tiene que ver con la reforma del Código Penal.

Es decir, pasa por revisar las penas por delitos sexuales, que incluyen en su fase de borrador una revisión de los castigos (con reducción de años), eliminar el término abuso o incluir como agravantes las agresiones en pareja o el uso de fármacos para anular la voluntad de la víctima, tal como lo refiere El País. La propuesta de la nueva ley se solapa con el proyecto de la reforma amplia del Código Penal que Pedro Sánchez encomendó al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo (PSOE), y que prevé incluir nuevos delitos medioambientales o la revisión de las penas del delito de sedición.

Ahora bien, semanas atrás, hubo un enfrentamiento y esta mañana de jueves bastante movida  trascendió la divergencia, a mediodía ha llegado el consenso en forma de mensaje oficial enviado por La Moncloa. "La ley de libertad sexual tiene un consenso total en el Gobierno de coalición. Es un proyecto legislativo ilusionante, que estará listo en los plazos previstos y enviará un mensaje claro de compromiso del Gobierno con la igualdad ante el 8 de Marzo". Eso significa, según fuentes de Unidas Podemos, que la nueva norma incluirá la reforma del articulado del Código Penal relativos a los delitos sexuales y que se hará en la fecha que barajaba Unidas Podemos: el Día Internacional de la Mujer, como confirman desde Moncloa.

El acuerdo de Gobierno que firmaron ambos partidos recoge aprobar una ley integral para la protección de la libertad sexual y contra las violencias sexuales y hacerlo con la revisión de los delitos. “En el marco de esta ley reformaremos la legislación penal para garantizar que el consentimiento de la víctima sea clave en los delitos sexuales, de manera que, si una mujer no dice SÍ, todo lo demás es NO. Es decir, ‘Solo sí es sí”, establece el texto del acuerdo.
De  la misma manera, fuentes de la vicepresidencia primera, que controla lo que va al Consejo de Ministros, limitaban a media mañana la importancia de este choque, señalando que la discusión técnica entre ministerios es habitual en todas las leyes y esta no es una excepción. La norma está en esa fase y cuando esté madura irá al Consejo de Ministros, sostienen. Paralelamente, fuentes de Justicia añadían, por su parte, que no hay ninguna intención de bloquear el proyecto, sino que se trata de estudiar técnicamente la propuesta y añadir el criterio de este departamento. La revisión, añaden estas fuentes, supone reformar una ley orgánica que afecta a derechos fundamentales y necesita una especial armonización con el resto del Código Penal. @mundiario

Diferencias en el Ejecutivo por la ley de libertad sexual y la reforma del Código Penal
Comentarios