El dictamen de la Abogacía termina por empujar la investidura hasta enero

Representantes de ERC (izq.) y el PSOE (der.). / Twitter
Representantes de ERC (izq.) y el PSOE (der.). / Twitter
El Gobierno prácticamente renuncia a sus planes y dejará que el órgano, dependiente del Ministerio de Justicia, tome la decisión a su tiempo.
El dictamen de la Abogacía termina por empujar la investidura hasta enero

El PSOE se queda solo en su temerario plan de investir a Pedro Sánchez antes de fin de año. Todo indica a que ninguno de los actores de reparto para que el emprendimiento llegue a buen puerto va por la labor de apoyar la causa. Por ejemplo, nada menos que ERC, respaldado por el PNV, aseguran que la investidura podría celebrarse en la semana del 7 de enero. Pero el gran factor que de momento sigue sin pronunciarse es la Abogacía del Estado, que debe elaborar un complejo dictamen sobre la resolución del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) sobre Oriol Junqueras, por lo que el Gobierno no quiere poner presión.

Dicho órgano, anexo del Ministerio de Justicia, difundirá el texto en cuanto haya cerrado sus tesis y encontrado sus respuestas a la sentencia sobre el líder republicano. El partido catalán no dará el sí, quiero hasta que no haya dictamen. La Abogacía se pronunciará a más tardar el 2 de enero enmedio de un fuerte debate jurídico entre los técnicos.

Un debate desatado a raíz de la postura de los líderes de ERC, quienes piden la liberación inmediata de su patriarca, algo totalmente contrario a lo que interpretan los expertos de la Abogacía del Estado. Cabe mencionar que, pese a su dependencia del Gobierno, este grupo tiene total autonomía en criterios jurídicos, de acuerdo a El País, citando a sus fuentes gubernamentales.

Ya en junio este órgano se había adelantado en su postura a lo que resolvió el TJUE, es decir, en cuanto a la libertad de Junqueras tras haber sido elegido como eurodiputado. Así, no habría por qué contradecirse. El tema es que todavía no se ha llegado al consenso de cómo plasmar las consecuencias prácticas de aquella sentencia, que es lo que ERC demanda que se difunda por escrito.

El dictamen debe llegar a los despachos del Tribunal Supremo a más tardar el 2 de enero. Todos los plazos previos que La Moncloa daba como realistas se han vencido, por lo que han optado por quitar el plomo de sobre la Abogacía y que ellos se manejen a sus tiempos.

Dentro de las opciones está la de permitir que Junqueras sea excarcelado y que recoga su acta de eurodiputado, aunque no se sabe si sería ante la Junta Electoral Central en Madrid, como ya hicieron todos los elegidos a excepción por supuesto de Carles Puigdemont y Toni Comín, expresidente y exconsejero del Govern fugados en Bélgica, o directamente en Estrasburgo, sede del Legislativo comunitario.

Solo la Abogacía puede marcar su tiempo, y eso angustia todavía más al PSOE, pues sin el informe de este órgano ERC no dará por hecha su abstención puesto que creen que el tema de Junqueras es imprescindible en las negociaciones. Así, ya es imposible que haya debate de investidura entre el 28 y el 30 de este mes, aunque es cierto también que el Congreso dejó esos días como jornadas hábiles en caso de un cambio de planes. @mundiario

El dictamen de la Abogacía termina por empujar la investidura hasta enero
Comentarios