Buscar

¿El despido de Tillerson pone en riesgo el encuentro de Donald Trump y Kim Jong-un?

El nuevo jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo se ha mostrado como una de las voces más firmes sobre una acción militar contra Pyongyang.

¿El despido de Tillerson pone en riesgo el encuentro de Donald Trump y Kim Jong-un?
Kim Jong-un, líder supremo de Corea del Norte y Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / RR SS
Kim Jong-un, líder supremo de Corea del Norte y Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / RR SS

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

Periodista venezolana licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Sociedad y la edición AMÉRICA. Twitter: @mundiario

Donald Trump ha decidido ampliar la larga lista de funcionarios despedidos dentro de su administración agregando un nuevo y pesado nombre: Rex Tillerson. Luego de más de un año de disputas semipúblicas entre el presidente de Estados Unidos y el exsecretario de Estado, este martes el inquilino de la Casa Blanca ha firmado el destino del antiguo jefe de la diplomacia y tras cortar su cabeza ha puesto en su lugar al hasta ahora director de la Agencia Central de Inteligencia, Mike Pompeo.

La decisión del líder republicano no solo ha abierto un caos político en el Gobierno estadounidense, sino que, además, ha generado una auténtica conmoción entre los principales aliados de Washington en Asia. ¿La razón? Sencilla: Pompeo podría significar una piedra en el camino para las -de por si complicadas- relaciones de la nación norteamericana y el resto del mundo. En esa línea, el gobierno de Japón -el socio más fiel de EE UU- ha calificado el cese de Tillerson como un hecho "muy lamentable", de acuerdo a declaraciones del canciller nipón, Taro Kono.

Rex Tillerson (primer plano), durante un acto oficial con Donald Trump (fondo). / Twitter

Rex Tillerson (primer plano), durante un acto oficial con Donald Trump (fondo). / Twitter

El nuevo jefe de la diplomacia estadounidense es famoso por ser un "halcón" que comparte la polémica política de Trump con respecto al peligro que representa el dialogo y las negociaciones ante regímenes como los de Teherán y Pyongyang. Es precisamente por ello que los expertos aseguran que el nombramiento de Pompeo coloca en la cuerda floja el histórico encuentro entre Donald Trump y Kim Jong-un.

Los representantes del régimen norcoreano y su vecino del Sur saben todo lo que está en juego. De hecho, un alto cargo surcoreano ha dicho a la agencia oficial Reuters que la llegada de Pompeo complica -aún más- la situación ante la conocida idea de una intervención militar contra la nación asiática. "Somos conscientes de que Pompeo fue una de las voces más firmes sobre una acción militar pero las cosas han cambiado mucho, así que ya veremos", precisó el portavoz, que pidió mantenerse bajo el anonimato.

Además, resulta preciso tener en cuenta que, de acuerdo a los analistas del proceso, ahora Washington se encuentra contra las cuerdas, debido a la reestructuración del personal y el tiempo, y en esa posición sería complicado articular un plan específico para una cita tan crucial como la de Trump con Kim.

Por supuesto, también están aquellos que prefieren mantenerse optimistas. Un portavoz de la oficina presidencial dijo que el presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, cree que el cambio en Washington no afectará al proceso de negociación en Corea. "La cumbre entre EEUU y Corea del Norte se celebrará como está prevista ya que Trump ha expresado personalmente su decisión de hacerla", subrayó.

La realidad es que la cuestión continúa siendo complicada y la llegada de Mike Pompeo, un hombre que comparte la filosofía de “mano dura” contra el mundo de Donald Trump, parece el movimiento definitivo para enterrar toda forma tradicional de hacer política exterior, tal como señaló hace unos días el columnista Roger Boyes en un artículo para el periódico británico The Times. @mundiario