Buscar

MUNDIARIO

La designación del nuevo presidente del PP en Andalucía aleja a Rajoy de Cospedal

La secretaria general sale debilitada frente a Santamaría o Arenas tras el pulso para elegir al líder popular en Andalucía. Los cospedalistas alegan que no tenía ningún candidato preferido.

La designación del nuevo presidente del PP en Andalucía aleja a Rajoy de Cospedal
Mariano Rajoy, con María Dolores de Cospedal, en una convención del PP en Málaga.
Mariano Rajoy, con María Dolores de Cospedal, en una convención del PP en Málaga.

Natalia Souto

Colaboradora.

La elección de Juan Manuel Moreno, una persona próxima a Javier Arenas, a Soraya Sáenz de Santamaría, incluso a Jorge Moragas, y muy alejada de María Dolores de Cospedal, para dirigir el PP de Andalucía, ha supuesto una clara desautorización de la secretaria general, a la que prácticamente todos veían decantada por José Luis Sanz.

Según el diario El País, Mariano Rajoy inclina la balanza contra Cospedal, que queda más debilitada frente a Santamaría o Arenas. Los cospedalistas se defienden y aseguran que ella no tenía ningún preferido en Andalucía.

A Mariano Rajoy -explica el analista político Carlos E. Cué, le gusta tener a su alrededor el poder muy repartido. Siempre busca ese juego, como hizo cuando, contra la opinión de casi todos, no designó un vicepresidente económico y repartió la cartera entre Cristóbal Montoro y Luis de Guindos. Es su forma de garantizarse que nadie acumula poder, que solo manda él. También lo había hecho con Soraya Sáenz de Santamaría y Dolores de Cospedal. A una le dio el control del día a día de Gobierno —antes, en la oposición, del grupo parlamentario— y a otra del partido. “Es como si hubiera dado un ministerio más a Cospedal, el del PP; le deja hacer lo que quiere”, comentaban los dirigentes. Pero ese complejo de equilibrios se ha roto esta semana. Y la balanza se ha inclinado en contra de Cospedal.