En España los ricos se hacen más ricos, mientras los pobres son cada vez más pobres

Mariano Rajoy Brey, presidente del Gobierno español.
Mariano Rajoy Brey, presidente del Gobierno español.

¿Hasta cuándo la población española podrá permanecer dormida frente a una política absolutamente deshumanizada como la que lleva a cabo el Gobierno del PP, presidido por Rajoy?

En España los ricos se hacen más ricos, mientras los pobres son cada vez más pobres

Me voy a permitir el lujo de no ser políticamente correcta, más que nada, porque voy a hablar de seres deshumanizados y sinvergüenzas -carecen de vergüenza, vaya- así que les ruego me apliquen la atenuante de cabreo exacerbado cuando me juzguen.

Hace unos días escuché al papa de los católicos, Francisco, decir que lo que había ocurrido con los pobres infelices en Lampedusa era una “vergüenza”. Y lo es. La vergüenza es una cualidad muy humana que se practica poco en la actualidad, sobre todo en el ámbito político, donde se erige como principio fundamental gobernar sin escrúpulos, sin humanidad y básicamente, sin vergüenza.

Una cruda realidad

Pero centrándonos en España, en este país nuestro, cuna de grandes hombres y mujeres que se vanaglorian creyéndose “quijotes” resulta que todos y todas somos más “Sancho panzas”, cada cual se mira su ombligo, cada cual busca su propio beneficio y algo como el Bien Común, es cuanto menos exótico, y para algunos hasta cachondeante.

En mi último artículo en MUNDIARIO me refería a la situación de crisis global, y a como algunos países, como la Francia de Hollande se enfrentaban a la situación legislando siempre en beneficio de los más desfavorecidos, de las clases más necesitadas de protección, en contraposición al gobierno español, que lejos de tomar las riendas de la situación se limitaba a obedecer mansamente las directrices de una Europa implacable, lineal y de mentalidad cuadrada, dominada por una Alemania a la que le va mejor, cuando al sur le va mal.

Gobierno sin piedad

Y seguimos…revisando una a una las medidas adoptadas por un Parlamento español, con mayoría absoluta del Partido Popular, nos vamos dando cuenta de cuales son las prioridades de este Gobierno deshumanizado, que antepone su sometimiento a Europa y el modelo de familia conservador de los años 50 (sic) a las necesidades reales de una población demasiado golpeada , adormecida y castigada como para rebelarse.

Este gobierno castiga. Cada vez que legisla castiga a la población, la castiga por ser mujer, por ser mayor, por ser un enfermo, por ser joven, por ser de origen extranjero, por tener hijos, por tener dependientes a su cuidado, castiga a las rentas más bajas, a los más desfavorecidos, con una política despiadada y absolutamente deshumanizada se legisla para que las mujeres no puedan decidir si están en un momento como para tener un hijo, para despedir libremente a los trabajadores, que se lo pensarán mucho antes de protestar por sus condiciones laborales, o ir a la huelga, con la espada de Damocles del despido libre sobre sus cabezas y las de sus familias...

A los enfermos crónicos y graves se les hace pagar dos veces sus tratamientos. Personas con discapacitados o dependientes, viéndose abandonados por el Estado, tienen que abandonar sus trabajos y toda su vida para ocupar las 24 horas en el cuidado de éstos...

Y todo esto lo soporta la población, y se les adoctrina para pensar que es necesario, que se hace lo que se debe hacer... y se castiga a los ciudadanos por tener problemas y necesitar que la Justicia los solucione teniendo que pagar unas tasas judiciales infames e injustas.

Se nos castiga por ser mayores, por nacer mujer, por ser enfermo, o por tener problemas...

Los ricos, más ricos

¿Y mientras? Pues mientras, las grandes fortunas siguen haciéndose cada vez más grandes, y los Bancos tienen grandes beneficios, y se aprueba una Ley de amnistía fiscal para grandes defraudadores, y a los clubes de fútbol se les permite dejar de pagar a Hacienda y la Seguridad Social durante años, años! Y ahora se persigue y multa a los jubilados retornados de la emigración, para que cumplan con Hacienda, que ironía, que desfachatez y que sinvergüencería.

Pero aquí seguimos los españolitos de infantería, soportando como un rebaño manso la política despiadada y deshumanizada, por parte de una clase política absolutamente alejada de los problemas del ciudadano de a pie, esos diputados con sueldos de hasta 9.000 euros, con dietas y gastos de alojamiento aunque muchos y muchas tienen pisos en propiedad en Madrid…o los diputados gallegos, que aunque tienen un sueldo de 6.000 euros, se permiten comer en el edificio con un menú de tres platos por 3,50 Euros, mientras un obrero con un sueldo de 1.000 euros al mes, tiene que comer de menú por 6,50-7,00 euros…. Obsérvese la comparación de sueldo y gasto. Pero así estamos, y así seguiremos, mientras la población siga adormecida o sigamos permitiendo que políticos deshumanizados sigan gobernando este país.

Toca despertar
¿Y qué hacemos? Me preguntarán…pues despertar. Despertar conciencias, despertar del inmovilismo y la aceptación mansa de la Injusticia. Despertar. Este país se construyó con sangre y esa misma sangre es la que debe revolverse dentro de cada uno y cada una de nosotros para levantarnos, y no dejarnos aplastar, ni dejar que una clase de políticos en gran mayoría bajo sospecha de conductas inmorales y delictivas nos digan lo que está bien y lo que está mal.
Porque vamos mal, vamos muy mal..y de toda la debacle, de la deshumanización, de las políticas crueles y despiadadas que estamos y vamos a soportar, ..los únicos que seguirán indemnes, los únicos…serán ellos, y sus jefes, la banca, las grandes empresas, y la Iglesia. Otro día hablamos, si les parece de la selección de políticos en los partidos, y por qué llegan arriba los “mejores”. Si les place, claro. Yo... es que ya he despertado.

 

En España los ricos se hacen más ricos, mientras los pobres son cada vez más pobres