Buscar

MUNDIARIO

El deselance del juicio contra Trump marcaría un precedente histórico en EE UU

En la acusación contra el presidente estadounidense se advierte de que una posible absolución suya del escándalo político de Ucrania provocaría un nefasto precedente a la hora investigar cualquier acto de corrupción en el país. 
El deselance del juicio contra Trump marcaría un precedente histórico en EE UU
Senado de los Estados Unidos. / infobae.com
Senado de los Estados Unidos. / infobae.com

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

La primera sesión del impeachment o juicio político contra Donald Trump se realizó este miércoles en el Senado. A pesar del bloqueo inicial de los republicanos para que no se llamen a más testigos para que brinden sus versiones sobre los delitos, abuso de poder y obstrucción a la justicia, que habría cometido el presidente al presionar a Ucrania a investigar los negocios del hijo de Joe Biden, el proceso culminó su jornada inicial con éxito.

El demócrata californiano Adam Schiff, líder del grupo y punta de lanza en la investigación en la Cámara de Representantes, abrió fuego con una exposición de dos horas que poco más o menos describió todo un entramado de diplomacia paralela y maniobras de presión para el beneficio electoral del inquilino de la Casa Blanca para golpear a Biden en plena época de pre campaña electoral para los comicios del próximo 3 de noviembre.

"El presidente Trump presionó al presidente de Ucrania para que anunciase públicamente investigaciones sobre dos acusaciones desacreditadas que iban a beneficiar a la campaña presidencial de Trump en 2020. Cuando el presidente ucraniano no accedió de forma inmediata, Trump retuvo dos actos oficiales para inducirle a hacerlo: una reunión de Estado en la Casa Blanca y financiación militar", afirmó Schiff, resumiendo en pocas palabras el cuerpo del caso contra el mandatario estadounidense.

“Si no se remedia con su condena en el Senado y su destitución del cargo”, añadió. “El abuso de poder del presidente Trump y su obstrucción al Congreso, alterará permanentemente el equilibrio de poder entre las ramas de Gobierno, invitando a futuros presidente a operar como si también estuviesen por encima de la rendición de cuentas, la supervisión del Congreso y la ley”, cargó Schiff.

El demócrata Schiff agregó que el mandatario republicano "solo quería que se anunciasen las investigaciones", tal y como queda recogido en algunas notas de sus colaboradores y en mensajes. Además, recalcó la ausencia de explicaciones razonables al bloqueo de casi 400 millones de dólares en ayudas militares a Ucrania que la Casa Blanca decidió ese mismo verano.

En esa línea, recordó a Gordon Sondland, embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, un donante de la campaña de Trump al que el presidente confió gestiones en Ucrania, quien afirmó en la Cámara de Representantes que creyó supeditadas esas ayudas al anuncio de las pesquisas por parte de la justicia ucraniana. 

Después de las palabras de Schiff, tomaron la palabra el presidente del Comité de Justicia, Jerry Nadler, y los congresistas Zoe Lofgren, de California; Hakeem Jeffries, de Nueva York; Val Demings, representante por Florida; Jason Crow, de Colorado; y Sylvia Garcia, de Texas. El turno de los gestores del impeachment, lo que en la justicia ordinaria sería la fiscalía, llegó tras una sesión maratoniana celebrada el martes para aprobar cómo va a ser el procedimiento.

Como sea, la acusación dispone de 24 horas repartidas en tres días para hacer su exposición ante el centenar de senadores, convertidos ya en miembros del jurado, y el equipo de defensa de la Casa Blanca contará con el mismo tiempo, reseña El País. Las sesiones del juicio comienzan todos los días a la una de la tarde (hora local) y se celebran de lunes a sábado, con el domingo como única pausa. El resultado final marcará un precedente para la historia política de Estados Unidos. @mundiario