Zuckerberg: “En una democracia, no creo que sea correcto que las empresas privadas censuren a los políticos o las noticias”

Mark Zuckerberg. / Facebook
Mark Zuckerberg. / Facebook

Mientras el director ejecutivo de Facebook defiende la libertad de sus anunciantes, una carta abierta escrita por empleados de la compañía apela a cambiar esta política empresariasl alegando que "permite a los políticos utilizar nuestra plataforma como arma dirigida a las personas que creen que el contenido publicado por figuras políticas es confiable".

 

Zuckerberg: “En una democracia, no creo que sea correcto que las empresas privadas censuren a los políticos o las noticias”

Los críticos contra Facebook dan por hecho que la gran cantidad de publicidad política son fake news, sino no se entendería que los demócratas en bloque hayan pedido que la red social elimine por completo los anuncios políticos.

Durante una comparecencia ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes del Congreso, en donde el tema principal iba a girar en torno a la libra, la nueva criptomoneda de Facebook, Zuckerberg se vio enfrentó al escrutinio de la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez. “Las normas de Facebook permiten a los políticos pagar por diseminar desinformación”, dijo la congresista, que intentó que Zuckerberg dijera hasta dónde se pueden aprovechar esas normas. Ocasio-Cortez le preguntó insistentemente si quitaría anuncios políticos con información falsa. “Si cualquiera, incluyendo un político, está diciendo cosas que invitan a la violencia o puede provocar daño físico inminente o suprimir el voto, quitamos ese contenido”, dijo Zuckerberg. “¿Así que eliminará o no las mentiras? Es un simple sí o no. No estoy hablando de propaganda. Estoy hablando de desinformación”, preguntó la representante. “En la mayoría de los casos, en una democracia, creo que las personas deben poder ver por sí mismas lo que dicen los políticos por los que pueden votar o no”, continúo el empresario. “¿Entonces no las eliminará? ¿Puede señalar que está mal, pero no las eliminará?”, insistió Ocasio-Cortez. “Depende del contexto en el que aparezca… publicaciones orgánicas, anuncios”, agregó Zuckerberg

Por otro lado, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton también atacó al director ejecutivo de Facebook: “Mark Zuckerberg debería pagar un precio por lo que le está haciendo a nuestra democracia”, sostuvo en un evento promocional para The Great Hack, un documental sobre el rol de la consultora Cambridge Analytica en varios procesos electorales.

Los empleados del gigante de Internet tambien critican la posición de Facebook:  "La desinformación nos afecta a todos. Nuestras políticas actuales sobre el control de hechos de personas en cargos políticos, o aquellos que se postulan para cargos públicos, son una amenaza para lo que representa FB. Nos oponemos firmemente a esta política tal como está. No protege las voces, sino que permite a los políticos utilizar nuestra plataforma como arma dirigida a las personas que creen que el contenido publicado por figuras políticas es confiable", escribieron en una carat publicada por The New York Times.

Mientras que Twitter no permitirá los anuncios políticos pagados, tal y como contamos en MUNDIARIO, Facebook no realizará ninguna actuación al respecto, algo que desde Electronic Frontier Foundation (EFF) no ven como algo problemático. David Greene, director de libertades civiles de la asociación Electronic Frontier Foundation (EFF), que se dedica a la defensa de los derechos civiles en Internet, advierte contra un exceso regulatorio en Facebook. “En una campaña política hay mucho margen para la exageración, es casi natural”, dice Greene. “Creo que las afirmaciones categóricamente falsas son la excepción y no la regla. No es bueno que Facebook ponga ciertos límites que luego podrían ser explotados por gente que denunciaría cada anuncio. Los ricos que pueden permitirse esa pelea ganan, y los pobres pierden. Eso es lo que venos en sistemas que permiten la censura”.

Respecto a esta decisión de Twitter, el actual presidente de EE UU, Donald Trump,  criticó la decisión. “Simplemente se alejó de cientos de millones de dólares de ingresos potenciales, una decisión muy tonta para sus accionistas”, dijo el gerente de campaña de Trump 2020, Brad Parscale. Según aseguró, su equipo estaba dispuesto a destinar más de 10 millones de dólares en anuncios en la red social más usada por el presidente, de cara a las elecciones del próximo año.

Facebook es también dueño de Instagram y Whatsapp, dos redes con cientos de millones de usuarios en donde tampoco limitará o censurará la transmisión de publicidad política. @mundiario

Zuckerberg: “En una democracia, no creo que sea correcto que las empresas privadas censuren a los políticos o las noticias”
Comentarios